Volkswagen T-Cross Breeze, un SUV descapotable de la gama Polo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Volkswagen T-Cross Breeze 10
El Volkswagen T-Cross Breeze es un adelanto de lo que será la nueva gama SUV de la firma alemana, que pretende ampliarse para que el Tiguan y el Touareg no estén tan solos. Van a llegar un poco tarde a la fiesta porque ya hay rivales como el Nissan Juke o el Opel Mokka con años de experiencia en el segmento de los SUV de reducidas dimensiones, pero estoy convencido de que van a hacerse con una buena parte del enorme pastel.

Principales características

El T-Cross Breeze, tal y como se presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra, nos sorprende por el hecho de ser un cuatro plazas descapotable. Es el mismo concepto que hemos visto recientemente en el Range Rover Evoque Cabrio, ya que luce una capota de lona que no debe ser muy distinta a la del SUV de la firma británica.

Mide 4,13 metros de longitud (2,56 metros de batalla) y tiene un maletero que ronda los 300 litros de capacidad, una cifra que se queda realmente corta teniendo en cuenta sus dimensiones. Eso sí, es probable que el modelo de producción no sea descapotable, lo que permitiría ofrecer un maletero con más espacio para el almacenamiento.

Motor gasolina TSI

Su motor no es nada del otro jueves. Es un gasolina TSI de 1.0 litros que entrega 110 CV y 175 Nm de par máximo a partir de las 1.500 rpm. Funciona por inyección directa y viene sobrealimentado por un turbocompresor, mientras que la caja de cambios es una automática DSG de siete velocidades. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 188 km/h. Consume una media de 5 l/100 km y el depósito del combustible da cabida a 40 litros con los que se pueden recorrer unos 800 kilómetros.

Volkswagen T-Cross Breeze 9

Interior vanguardista

Muchas funciones del coche se manejan con las superficies táctiles repartidas por el salpicadero, e incluso es posible recurrir al control por gestos. Además, incorpora soluciones by-wire que sustituyen a los interruptores y las teclas convencionales. Los únicos mandos que sobreviven son los de abrir y cerrar el techo y las ventanas.

Para terminar, hay que decir que su sistema de conducción predictiva trabaja junto al navegador para recopilar datos sobre la topografía del trayecto. Eso le permite modificar parámetros como la dirección, el motor o los amortiguadores para maximizar el confort de marcha.

Fotos del Volkswagen T-Cross Breeze

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *