Juke, X-Trail y Qashqai pasados por agua

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

pruebas estanqueidad Nissan 1
Normal que le llamen el “test del lavavajillas”. Nissan ha puesto a prueba la estanqueidad de su gama SUV lanzando 24.000 litros de agua sobre el Juke, el X-Trail y el Qashqai. Es un proceso que llevan a cabo en el Centro Técnico Europeo de la compañía en Cranfield, Reino Unido. Gracias a él comprueban la calidad del sellado de sus coches.

Lluvia artificial

Esos miles de litros de agua son disparados desde todos los ángulos. Hay un intervalo que es especialmente intenso, ya que durante 15 minutos se precipitan más de 1.000 litros de agua, el equivalente a un metro cúbico de lluvia.

Los ingenieros se encargan de que la presión de los chorros sea superior a los 150 bares para que los resultados sean completamente fiables. Para que te hagas una idea, es una presión superior a la que solemos encontrar en la mayoría de lavavajillas del mercado, que normalmente no superan los 110 bares.

pruebas estanqueidad Nissan 3

Análisis minucioso

Carl Sandy, uno de los trabajadores de la firma nipona que conoce el “test del lavavajillas” a la perfección, nos cuenta lo rigurosa que es la prueba:

Otro miembro del equipo permanece dentro del vehículo con un endoscopio de alta definición para observar dentro de los paneles, buscando incluso la más fina gota de agua que pueda penetrar.

De hecho, son capaces de desmontar el habitáculo para cerciorarse de que no ha entrado ni una sola gota de agua. Dicho agua, por cierto, va a parar a un depósito enorme que se prepara para una nueva prueba con otro coche, por lo que no se despilfarra absolutamente nada. Se toman muy en serio lo de reciclarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *