Vuelve el optimismo a los concesionarios españoles


No voy a ser como Mariano Rajoy refiriéndome a brotes verdes que no existen. Lo que sí os diré es que los concesionarios españoles tienen motivos para pensar en que la luz se puede empezar a ver al final del túnel. La crisis sigue haciendo de las suyas y contra eso no pueden hacer nada, pero los incentivos para la compra como el Plan PIVE y el Plan PIMA Aire han mejorado considerablemente la cifra de negocios.

Lo digo con los datos en la mano. La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO) ha publicado un informe que demuestra que los concesionarios ingresaron 575,8 millones de euros en operaciones durante el pasado mes de abril, un 20% más que durante el mismo mes de 2012.

Los descuentos ayudan

Los descuentos que están ofreciendo algunas marcas también han contribuido a esa mejora. Ya era hora de que arrimaran un poco el hombro y rebajaran esas desorbitadas tarifas que nos tiran para atrás. El consumidor, si tiene dinero, debe saber que no hay mejor momento que el actual para comprarse un coche. Eso sí, no hay que dormirse en los laureles porque si el país se recupera los precios se volverán a disparar para que los comerciales puedan jugar con márgenes de venta más golosos. Es la ley de la oferta y la demanda, la misma que hace que fluctúen los precios de todos los activos menos los de las propiedades inmobiliarias.

Según FACONAUTO, la media de los descuentos es de 4.106 euros por coche, un 29% más que en 2012. Ahí queda eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *