Volkswagen Scirocco GTS, descarado y deportivo como él solo


Los que pensaban que el Volkswagen Scirocco GTS no iba a volver andaban muy equivocados. Han tenido que pasar 30 años pero ha vuelto. Aquella bestia que se dejó ver por primera vez en 1982 recupera vida para adaptarse a los nuevos tiempos en una carrocería atractiva, compacta, descarada y deportiva que nos permite echar la vista atrás esbozando una sonrisa.

Su motor no es que sea excesivamente portentoso, es un 2.0 TSI de 210 CV que le sitúa por debajo del Volkswagen Scirocco R. Sin embargo, su estética dice todo lo contrario, le convierte en el más agresivo de la familia diferenciándose principalmente por sus dos gruesas franjas de color negro que están protegidas por otras dos franjas de color rojo que son bastante más finas. Este último color también se encuentra en las pinzas de freno y en la carcasa de los retrovisores exteriores.


Además de eso, también hay que mencionar que hereda la zaga del Scirocco R, las llantas son de 18 pulgadas y las salidas de escape están juntas y alineadas a la izquierda. También, como no podía ser de otra forma, encontramos el distintivo GTS en varias partes del coche, tanto por dentro como por fuera.

En el habitáculo todo es lujo y deportividad. Los asientos están tapizados en piel y las costuras rojas sirven para darle un toque de color que se agradece. El emblema GTS se deja ver en los respaldos y en el pomo del cambio, que por cierto es totalmente esférico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *