Vídeo adictivo de Jenson Button para Johnnie Walker


Es la versión número dos millones del “si bebes no conduzcas”, pero lo he catalogado como mi vídeo favorito del día. Es totalmente adictivo si te gustan los coches y las películas. Las camareras, las chicas en bikini y las asistentas del protagonista también tienen parte de la culpa, pero están todos los ingredientes que se necesitan para ponerte de buen humor. Aviso a navegantes: como lo veas dos veces, luego no te quitas la música de encima ni con lejía.

Cada anuncio de Johnnie Walker es en sí una diminuta obra de arte. Esto se supone que es un día idílico en la vida de Jenson Button. Circuitos, los pasillos y las salas del cuartel general de McLaren, halls de hoteles de lujo, helipuertos, fiestas en azoteas con piscina, un poco de deporte para mantenerse en forma, un rato para los hobbies en un taller de karts y más fiestas en locales selectos.

Donde hay glamour tiene que haber whisky escocés, y un gentleman como Jenson seguro que lo aprecia.

The Ultimate Walk

Buena parte está filmada en España; todas las imágenes de circuito son en Jerez. También tiene el encanto de cruzarse algún invitado especial en el spot, como Martin Whitmarsh, director ejecutivo de McLaren Racing, o Team Principal, como se dice en la Fórmula 1. Desde luego, Martin es mucho más afable delante de las cámaras que su predecesor, el arisco y hermético Ron Dennis.

Después de tanto escocés con hielo, The Ultimate Walk, “el último paseo”, el que has de hacer de vuelta a casa por la noche, es el final Disney que todos quisiéramos. Te marchas de la fiesta en un estado algo embarazoso. Te dices a ti mismo que ya estás mayor para tanto zarandeo y que mañana lo vas a lamentar, sobre todo porque ahora toca un autobús nocturno, un taxi o una caminata interminable, esperando a que disipe la acidez de estómago y la niebla que el Johnnie Walker te ha dejado.


Pero en vez de la pésima realidad, en la salida del club y en un tiempo perfectamente sincronizado pasa a recogerte el bueno de Mika Häkkinen, campeón del mundo con McLaren en el 98 y 99. Da igual que la pelirroja tuviera novio: con gente que viene a buscarte a las cinco de la mañana donde estés, la vida no puede ser tan mala. El finlandés está bien sobrio y te espera en un SL 63 AMG descapotado. Te sonríe y encajáis las manos. Con un “¿qué tal todo?” ya no hace falta hablar más, para eso son los amigos: te pasea hasta tu puerta y te vas a dormir la mona.

The-End (con música de créditos finales de película.)

Actualización: El vídeo ha sido retirado de YouTube para España por motivos ajenos a Motor a Fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *