Un conductor borracho estrella su Kia contra un concesionario Ferrari


Esta vez no tenemos que irnos hasta Rusia para ver algo dantesco. Todo ocurre en un espacioso concesionario Ferrari situado en Qatar, donde un conductor borracho hizo de las suyas y se dio a la fuga antes de que le llamaran la atención.

Decidió entrar a la sala de exposición sin bajarse de su Kia, así que recurrió a la técnica del alunizaje para meterse dentro de una forma poco discreta. Le estaban grabando, por lo que imagino que las autoridades del país árabe ya le habrán dado caza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *