SRT Challenger Satin Vapor 2014

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


SRT se desmarcó de Dodge, para quien hacía versiones deportivas. Y se afianzó como submarca per se en Chrysler.

Ahora que Chrysler es de Fiat, SRT parece haber recibido una inyección de epinefrina en el corazón; van al límite.

La colección Satin Vapor para sus tres modelos que están enseñando en Chicago hace salivar.

Siempre Mustang, siempre Camaro, siempre Corvette… ¿Y el Challenger?

Lo puedes elegir con motor PENTASTAR V6 de 3L y 305 CV. Hay como seis o siete equipamientos disponibles para este bloque. El más espartano se vende en Norteamérica por 26.295€.

Pero si realmente te gusta el Hardcore, lo puedes pedir con el acabado SRT©392 con el propulsor HEMI V8 5.7L y 372 CV. En Estados Unidos cuesta 45.685€

El personal suele dar por sentado que sólo en Alemania se hace tecnología punta. Alguno mira más allá y admite que los japoneses también. Volkswagen se pavonea de su ACT o desconexión automática de cilindros. Pero es un invento con bastantes décadas a la espalda. El HEMI V8 del Challenger la incorpora con el sobrenombre de “FuelSaver”, y si te tomas el paseo con tranquilidad, lo que estás conduciendo es un coche mediano de 4 cilindros.

La personalización definitiva

Eso sí, cuando al SRT©392 le añades la personalización de ‘Satin Vapor’ (Vapor Satinado, qué poético), se transforma en esta pieza con regusto a la época dorada de la música Soul y el sonido Motown.

Ni una línea que le sobre, ni una línea que le falte.

El motor sigue siendo el HEMI V8 con desconexión de cilindros, pero sube el cubicaje a 6.4L y la potencia que se tragan las ruedas traseras son 470 CV. El único cambio que te deja montar este enorme corazón es un automático de 5 relaciones.

En negro satinado vienen el labio inferior delantero, los faldones laterales, la parte que rodea las dos salidas dobles de los escapes rectangulares, los marcos de las ventanas, los retrovisores, la tapa del combustible y el delicado spoiler trasero.

Las llantas cromadas crecen hasta las 20 pulgadas y enseñan las pinzas de Brembo pintadas en rojo. El coche sólo puede elegirse entonces en tres colores: blanco, naranja o rojo, como el de las fotos.

El pack ‘Satin Vapor’ cuesta 1.700€

Ahora que todo esto pertenece a Fiat y que Dodge y Chrysler las erradicaron de Europa para hacer súcubos raros con Lancia… ¿Podrían estos señores poner al menos unos pocos concesionarios SRT? ¿O les da miedo que empezasen a vender menos Maserati, Alfa Romeo 4C e incluso Ferrari?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *