Škoda Fabia 2021, muy cerca del Scala y sólo TSI

Este fabricante, otro más entre los engullidos por los germanos, pasó del siglo XX al XXI con el Fabia; vehículo austero que le dio popularidad y un pedazo de la tarta en el sur de Europa. Era una maniobra comercial que imitarían los franceses años más tarde con el Dacia Sandero. Andando el tiempo, nos encontramos con un utilitario que plantea su cuarta generación. Dos décadas de Fabia, casi nada.

Un utilitario práctico y con menos carácter que antaño

Ibiza, Polo y Fabia constituyen una tripla y pocos detalles los separan. Tal vez diez años atrás sí que se notaban más las especias con las que condimentaban a cada uno. La receta, en estos momentos, apenas difiere. El continente se da un aire diferente, pero el contenido es el mismo; la forma es un poco distinta, la sustancia es equivalente. Es posible que el Fabia haya estado siempre emitiendo un reclamo de pragmatismo que Volkswagen y SEAT elidían en sus afiches publicitarios, si bien estos tres coches se han uniformado hasta perder la mayoría de su carácter y hoy dejan impresiones de calcomanía. Son muy prácticos, son muy neutrales, son de prestaciones muy medianas.

Skoda mantiene aún la incógnita de si incorporará la carrocería familiar Combi. De abandonarla, habrá sido el último coche pequeño en huir del formato súpermaletero a la desbandada. Peugeot lo suprimió el primero, con el trueque del 207 al 208; SEAT se animó tarde a meterse en el asunto y lo dejó rápido con el Ibiza Sport Tourer. Renault parecía que iba a perseverar con el Clio, aunque lo cesó 2029 con la generación V. Si el Fabia Combi se renovará o quedará desterrado, es cosa que todavía no ha comunicado de manera canónica Skoda.

Los módulos del bastidor principal del Fabia 2021 son análogos a los del Ibiza ‘2017’ y el Polo ‘2018’, pese a que Škoda le ha puesto bastante más chapa y les ha salido un tanto más grandón. Lo mismo es el que más litros de capacidad de portamaletas marca en la ficha técnica. Pensamos que está muy, muy próximo al Škoda Scala ‘2019’ en cualquiera de las mediciones, e igual cosa sucede con los motores.

Motorizaciones

En el Fabia ‘2021’ se ha desvanecido el diésel. Tampoco se echa mano de hibridaciones eléctricas en grado alguno, por lo que, en España, la DGT le da la etiqueta C de emisiones a todas las versiones. Para buscar una variante con la pegatina ECO, existe la probabilidad de que en ulteriores fases de venta encontremos un bimodal de gasolina y gas natural (GNC).

Niveles de equipamiento

De menos a más complementos zurcidos, se sigue con la onomástica de Active, Ambition y Style. Por ahora no tenemos noticia de que se repita con la derivación Monte Carlo.

El cuadro de instrumentos puede ser con relojes o con pantalla y los automatismos de conducción llegan hasta el mantenimiento de carril, regulador de velocidad dinámico, alerta de vehículos en el punto ciego, detección de señales viales y aparcamiento guiado. La luminaria entera está disponible como extracoste con diodos led.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *