Revisar el estado de los neumáticos


Los neumáticos son una de las partes más importantes de un coche ya que son las que están en contacto con el suelo y nos permiten desplazarnos, sin embargo no le damos la suficiente importancia y deberíamos revisarlos periódicamente para anticiparnos a los diversos problemas que pudieran sufrir.

Debemos revisar la presión de las ruedas, es importante que no estén desinfladas. También analizaremos la forma del neumático, buscando la presencia de bultos u otras imperfecciones. Tampoco nos podemos olvidar de controlar las diferencias de uso, deterioro en algún sector en concreto o bien el desgaste propio del dibujo de la rueda.

Por ejemplo, si un lado de la rueda se ha desgastado más que el otro, puede ser causa de un desajuste en la dirección o en la suspensión del vehículo. Si por el contrario, observamos mayor desgaste en el centro de la rueda, puede indicar que hay demasiado aire en el neumático. Si pasa lo contrario, podría deberse simplemente a la falta de aire en las ruedas.

Si vemos una llanta deformada puede ser debido a un golpe o bache ocasionado al rodar o estacionar. Si el dibujo del neumático es demasiado liso puede deberse a un exceso de uso o una mala alineación, en ese caso es recomendable cambiar la rueda por otra nueva cuando antes. Cuando circulamos por carretera también podemos notar problemas en los neumáticos, si notamos que el coche vibra puede que tengamos un neumático desalineado, entonces acude a un taller especializado lo antes posible para evitar posibles accidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *