¿Quién dijo que el drifting es cosa de hombres?


Sea por el motivo que sea, en el mundo del motor las mujeres siempre están en un segundo plano. Se les da menos oportunidades en las competiciones (con contadas excepciones como las de Danica Patrick o Inessa Tushkanova), se les dice que no saben aparcar y en ocasiones se sienten utilizadas para participar en vídeos en los que lucen escotes muy pronunciados. Es la triste realidad.

¡Alucinante!

Por suerte a veces hay quienes tienen la oportunidad de demostrar su valía. Holly Martin, la chica que veréis a continuación, es una de ellas.

No le asusta el qué dirán y nos deleita con un recital de drifting pilotando con maestría un Nissan Skyline R33 GTS. No usa el freno de mano para nada y se las apaña la mar de bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *