Qué hacer para evitar un accidente con un animal

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

ciervo en la carretera
Si eres un conductor con un buen puñado de años de experiencia a tus espaldas, estoy convencido de que en más de una ocasión habrás estado a punto de sufrir un accidente de tráfico con un animal. De hecho, es probable que ya lo hayas tenido.

Yo hasta ahora puedo decir que no me he llevado por delante a ninguno, aunque sí fui testigo del atropello de un gato que trataba de cruzar la carretera justo cuando pasé por delante. El coche que venía por detrás no pudo reaccionar a tiempo y lo embistió sin poder hacer nada para evitarlo.

Frecuentes en carreteras convencionales

Este tipo de accidentes suelen producirse en carreteras convencionales. Las de Cataluña, Aragón, Galicia y Castilla y León son las que registran un mayor número de atropellos, sobre todo en primavera y en otoño. Aunque los perros y los gatos son los animales más habituales, también hay ciervos, jabalíes, lobos y zorros que ponen en peligro sus vidas sin saberlo.

Cómo evitarlo

Evidentemente, tendrás menos posibilidades de sufrir un accidente de este tipo si circulas con precaución y mantienes la distancia de seguridad respecto al vehículo que te precede. En carreteras con mucha vegetación y poca visibilidad hay que andar con mucho cuidado, sobre todo si hemos visto la típica placa que nos advierte sobre la posibilidad de cruzarnos con un animal en plena carretera. Cuanto más rápido circules más metros necesitarás para frenar el coche en seco.

camello por la carretera
Si tienes la mala suerte de toparte con un animal en plena carretera, lo que debes hacer es cambiar las luces de largo alcance por las de cruce para que no se asuste y salga corriendo. Hay veces que vuelven al lugar por el que habían venido, pero también puede pasar que siga por la carretera y sea arrollado por un coche que circule en dirección contraria. Lo mejor es parar, hacer el cambio de luces y tocar la bocina. Ser paciente es esencial.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que detrás de un animal es probable que vengan más. Algunos se mueven en pequeñas manadas y eso debe servirte para tomar precauciones al volante. No te encontrarás un grupo de 140 búfalos como en la sabana, pero tres o cuatro jabalíes en plan familia sí que puedes cruzártelos.

Por último, un consejo que puede salvarte la vida aunque acabe con la del animal. Nuestro instinto nos empuja a hacer todo lo posible por esquivarlo, pero la maniobra puede ser muy peligrosa. Hay bastantes casos de gente que ha perdido la vida al intentarlo, ya que te sales del carril y puede acabar chocando con un vehículo que circula en dirección opuesta o contra un árbol. Lo mejor en esos casos es agarrar fuerte el volante y no modificar la trayectoria por muy mal que nos sepa arrollar al animal. Eso sí, dependiendo de qué animal sea tendrás que apañártelas para esquivarlo, porque chocar contra un caballo o una vaca también puede acabar con tu vida.

cocodrilo en la carretera

Qué hacer en caso de accidente

Si no has podido evitar el accidente y el animal ha quedado tendido sobre la carretera, lo primero que deberías hacer es parar el coche y señalizar con triángulos el lugar del accidente. No olvides salir con el chaleco reflectante puesto para que otros conductores te puedan ver.

Si se han producido daños personales, tendrías que llamar a tu seguro para que el servicio de asistencia en carretera se persone en el lugar. Eso o llamar al 112, que es el teléfono de emergencias más efectivo que hay. Además, también deberías llamar al Seprona (062) para que se lleven al animal atropellado.

Acto seguido tendrás que ponerte en contacto con tu compañía de seguros y hacer una foto del estado del coche. La cobertura cinegética es la que cubre los daños en caso de un accidente con un animal.

Por Ley la culpa del accidente nunca la tendrá el animal. El conductor es el responsable de los daños materiales y personales.

1 comentario

  1. Yo siempre habia pensado que la carretera era para los coches y ahora resulta ser para los pollinos.(Y la autopista?). Si en carretera se me lanza un peatón buscavidas, tb soy el responsable? O si un ebrio peaton pretende cruzar una autopista sorteando con sus zig-zas la abundante circulacion tampoco responde por un choque en cadena? Mucha picaresca tiene que existir para tratar de evitarla con tan subrealista normativa….Lo mejor sera tener un coche oficial con chofer funcionarial, aunque resulte un coñazo…Ya no vivimos en la edad de piedra sino en la de la judicializacion de la vida civil…VIDA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *