Opel Adam para el Cuerpo de Bomberos


El Opel Adam no es solo un coche urbano para adolescentes despreocupados. El utilitario de la firma alemana es capaz de ponerse el mono de trabajo para cumplir como coche oficial del Cuerpo de Bomberos si hace falta.

Alejado de la etiqueta chic que nos han vendido desde el primer día a través de numerosas notas de prensa, no le importa convertirse en un vehículo de respuesta rápida para salvar las vidas que haga falta, sean de clientes de Opel o no. No es tan veloz como un superdeportivo, pero puede recorrer las calles de cualquier ciudad cumpliendo con nota.

Preparado para la ocasión

De esta edición especial podemos destacar muchas cosas. El color de la carrocería es rojo para no desentonar y el número de emergencias 112 se deja ver en el capó, en el portón trasero y en las puertas. Evidentemente, tampoco pasan desapercibidas las luces de emergencia en el techo y las dos luces LED centelleantes en el frontal para llamar la atención del resto de conductores.

Si nos subimos a este Adam nos topamos con un interruptor de alarma en varias posiciones, una radio portátil Tetra bidireccional situada en la consola central y el sistema de información IntelliLink compatible con iPhone y Android. Mejor conectado no puede estar.


Por lo que respecta al equipamiento que ya conocemos por el Adam convencional, incorpora el sistema de aparcamiento completamente automático, llantas de aleación de 18 pulgadas con clips decorativos en blanco y rojo, luces diurnas LED, soporte manos libres para smartphones llamado FlexDock, volante calefactable en combinación con los asientos delanteros y alerta de ángulo muerto.

La parte trasera ha sido modificada por la compañía Bösenberg. De esta forma el desfibrilador, el petate de emergencia, el casco ignífugo y el extintor se mantienen seguros en su sitio pese a que se circule a altas velocidades.

La historia viene de lejos

Para terminar, decir que Opel tiene más de 100 años de experiencia en servicios de emergencia, ya que en 1909 vio la luz el Opel 4/8 CV, también conocido como el «Coche del Doctor». Destacaba por encima de los demás por ser más pequeño y ágil que el resto de vehículos, algo que le permitía llegar con celeridad hasta el lugar donde se encontraban los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *