MINI Cooper SE 2019: el primer eléctrico ya es real

El primer MINI eléctrico de la historia por fin es una realidad. A los británicos les ha costado lo suyo subirse al carro, tal vez por el miedo de incrementar todavía más el precio de sus coches, que comparados con los de la competencia no son precisamente baratos.

El modelo que abre la veda es el MINI Cooper SE y solo se venderá con carrocería de tres puertas. ¿Sus principales competidores? Salvando las distancias, el Peugeot e-208, el Opel Corsa-e y el Honda e Prototype 2020.

Más ventajas que desventajas

Lo primero que hay que preguntarse es si nos permite realizar largos viajes. La respuesta, como no podía ser de otra forma, es negativa. Estamos hablando de un urbanita que homologa entre 235 y 270 kilómetros (NEDC), algo que se debe a su batería de 32,6 kWh de capacidad.

Bajo el capó es conde un motor eléctrico capaz de entregar 184 CV de potencia y 270 Nm de par, disponible cómo no desde el primer acelerón. Es de tracción delantera y la fuerza se transmite a través de una transmisión de una etapa equipada con un diferencial de tipo electrónico que está perfectamente acoplado.

Para buscar la batería, que tiene forma de «T» y es de iones de litio, hay que fijarse en el piso del habitáculo, así que no pierde ni un litro de capacidad en el maletero. Son 211 litros que se pueden convertir en 731 litros si se pliegan los asientos traseros. Eso significa que ofrece el mismo espacio que las versiones equipadas con motor de combustión.

A pesar de que pesa 150 kilos más que un MINI Cooper S por motivos evidentes, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, lo cual no está nada mal. Eso sí, la velocidad máxima está limitada a 150 km/h, así que en este apartado sale perdiendo en comparación con las versiones de combustión.

Fotos del MINI Cooper SE 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *