Las enormes pérdidas de Tesla y sus problemas de producción

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Elon Musk Tesla
No es oro todo lo que reluce. Montar una compañía dedicada al sector de la automoción y triunfar de la noche a la mañana no es nada fácil. Se lo pueden preguntar a Elon Musk, quien últimamente no se cansa de dar mensajes tranquilizadores a sus clientes actuales y potenciales tras el baño de masas que se dio en la presentación del Tesla Model 3.

De los aplausos ha pasado a las críticas, mientras que el precio de las acciones de Tesla sube y baja en bolsa con una volatilidad que asusta a los inversores. Los inicios siempre son complicados, y eso que ellos ya acumulan más de una década de experiencia.

Resultados negativos

Elon Musk, como emprendedor de éxito y cocreador de PayPal que es, no se va a asustar a las primeras de cambio. No va a saltar del barco porque la cosa tiene futuro, aunque admite que “va a ser un reto”. El mandamás de la compañía californiana ha reconocido que durante el primer trimestre de 2016 perdieron 282,2 millones de dólares, lo que supone un incremento de las pérdidas del 83%. ¿Cómo es posible si han facturado más?

Tesla Model S
Para crecer hay que invertir, y para desarrollar productos tan excitantes como el Model 3 hay que dar trabajo a mucha gente que cobra religiosamente a final de mes. Eso explica que en estos momentos los números no sean verdes, pero Musk está tranquilo porque su nuevo modelo ha causado furor (ya van 400.000 pedidos) y van a recuperar el terreno perdido más pronto que tarde.

Clientes que han perdido la paciencia

Por su propio bien, los clientes que ya han pagado por la reserva del Model 3 esperan que así sea. A Musk no le quedó más remedio que reconocer que las primeras entregas van a llegar más tarde de lo previsto. Ha fijado el 1 de julio de 2017 como la fecha límite para que los proveedores se pongan las pilas, pero él mismo se ha encargado de reconocer que es casi imposible que lleguen a tiempo. Dichas entregas se van a retrasar unos cuantos meses.

Tesla vendió 14.810 vehículos durante el primer trimestre de 2016 y fabricó 15.510. De estos últimos, 12.851 correspondían al Model S y 2.659 al Model X. El ritmo de producción del SUV sigue siendo demasiado lento y Tesla espera ponerse las pilas para revertir la situación.

Tesla Model X
Consideran que podrán producir 20.000 vehículos en el segundo trimestre para dar salida a los coches que ya llevan tiempo esperando clientes que principalmente se encuentran en Europa y Asia. En palabras del CEO:

Ahora que las limitaciones en la cadena de suministro se han resuelto, planeamos terminar el segundo trimestre a un nivel de producción estable de 2.000 vehículos a la semana.

Así las cosas, es evidente que Tesla debe crecer a un ritmo más rápido si no quiere decepcionar a sus clientes y espantar a los que vienen detrás. A nadie le gusta esperar mucho tiempo por algo tan goloso como un coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *