Juno Power Jumpr, una batería de teléfono que recarga la de un coche

juno jumpr-1
Esta empresa ya está vendiendo uno de los gadgets electrónicos que va a ser revolucionario (pero de verdad. No en un sentido demagogo). El problema de los smartphones que se quedan sin batería dos veces al día es un lastre que se compensa con conexiones USB para las tomas de 12 V de los coches, donde suele ir el mechero de emergencia. Y también con baterías supletorias externas.

Muchos fabricantes se dedican al negocio de electricidad de reserva para tablets y teléfonos, pero Juno Power ha dado en el clavo: ¿se ha quedado muerta la batería de tu coche y no arranca? Pues ya no necesitas buscar un amigo que traiga su vehículo y unas pinzas, ni tampoco llamar a la grúa de asistencia en carretera. Esta pequeña batería externa tan pronto recarga tu móvil como te resucita el coche.

85 euros. Y funciona; luego verás el vídeo con la demostración.

El complemento para usuarios adictos al móvil es una carcasa de 14 centímetros de largo por 7,5 de ancho y 1,5 de altura. Para hacernos una idea, es idéntica a un teléfono de 5 pulgadas de pantalla, aunque un pelín más gruesa.

juno jumpr-6
Pesa 200 gramos. Se recarga en casa como cualquier smartphone, o enchufándola al USB de un ordenador, o en el mismo coche, con la ya citada y mítica toma de 12 V donde le metemos desde neveras hasta aspiradores.

Tecnología muy común

Mientras que los smartphones con las baterías de mayor capacidad se mueven en torno a los 1.500 mAh y los 2.000 mAh, la Juno Power Jumpr alcanza 6.000 mAh. Es de polímero de Litio, de modo que se trata de una tecnología simple: ahí está la clave.

Una batería de reserva como ésta pero con 2.500 mAh puede costar alrededor de 30 €. Aplicando una regla de tres, a más espacio para retener electricidad, más caro. Pero 85 €, tal y como yo lo veo, es un regalo si me he dejado toda la mañana las luces puestas del coche y cuando llego no se enciende.

juno jumpr-7
La enjundia está en que la cajita de aluminio es capaz de dar en un momento puntual un pico de 300 amperios y, con eso, la batería de un motor de cuatro cilindros normal vuelve a la vida.

Luego está el kit que viene en el pack básico y no hay que pagar aparte. Se ve en el vídeo: una pinza roja y otra negra tamaño mini, y un conector a la pila de reserva Juno Power Jumpr.

Hay cien mil individuos con delirios de visionario, queriendo hacer dinero con gadgets inútiles; estamos en el vórtice de la era de las start-ups, o empresas para vender humo que nadie necesita. ‘Apps’ que usamos dos veces en la vida, fundas para nuestros dispositivos hechas de materiales hi-tech, apéndices surrealistas –verbigracia– un teleobjetivo para una cámara de teléfono móvil… El listado es interminable. Pero dime ahora que no estás pensando en conseguir una Juno Power Jumpr.

Si yo hubiera tenido una hace justo un mes, perdido en medio de Montcada, me hubiera ahorrado 120 €. En cuanto me recupere del estacazo que me dieron, entro en su web y encargo la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *