Impresionantes réplicas de coches hechas con piezas de LEGO


Todos conocemos la popular marca danesa de juguetes LEGO, nacida en 1934 a raíz de una frase danesa “leg godt” (en español “juega bien”). Hoy en día sus creaciones son de lo más variopintas y abarcan desde personajes de películas hasta coches de la F1. En nuestro caso hoy veremos las 5 mejores réplicas de vehículos montados pieza a pieza con material de LEGO.

Ferrari 150º Italia


En 2011, Shell y Ferrari se reunieron con el Grupo LEGO en Melbourne para la fabricación de un modelo a escala 1:1 de su icónico Ferrari 150º Italia, el coche con el que la Scuderia de Maranello compitió en el Mundial de Fórmula 1 ese mismo año.

Fernando Alonso y Felipe Massa fueron los encargados de levantar el telón de esta obra maestra creada por más de 100.000 piezas de LEGO. La fabricación tardó varios meses en dar su fruto pero es una de las réplicas más exactas jamás creadas con la compañía danesa, con una réplica exacta del volante real y auténticos neumáticos Pirelli. Tal vez este sea más duro (y veloz) que el coche de F1 con el que compiten sus pilotos.

Volvo XC90


La compañía Master Builders ha recreado un modelo del Volvo XC90 de 2004 en la misma Legolandia de California. Este todoterreno no manejable (por supuesto) ha sido creado con una cantidad estratosférica de piezas y transportada poco tiempo después al lugar donde reside actualmente, el parque temático Disney de California, para fortuna de los fans de LEGO que se paseen por allí.

Ford Explorer


Otra obra maestra fabricada por los pequeños ladrillos de plástico LEGO es este Ford Explorer, construido para la promoción del verdadero SUV de la marca americana. Hasta 380.000 piezas han hecho falta para levantar un modelo a escala real en el que se han invertido 2.500 horas de trabajo y 22 trabajadores de la planta de ensamblaje de Ford en Chicago.

Volkswagen Camper


LEGO no reparó en gastos a la hora de recrear un auténtico Volkswagen T1 Camper. La popular furgoneta del año 1962 no ha sido creada a escala real, sino para su venta en jugueterías de todo el globo terráqueo. No le faltan algunos de los detalles que han caracterizado a este modelo del “flower power”, como las alfombras, las estanterías, las mesas desplegables y algunas flores decorativas. En el exterior, destaca el techo elevable (rodeado con una cortina de lona), sus 11 ventanas y hasta un capó que deja a la vista todos los detalles de su motor.

Mini Cooper


El coche más pequeño y famoso del mundo, propiedad de la British Motor Company, Austin Morris Group y Rover, también tiene su versión para “Legomaníacos”.

Para la réplica a escala 1:7 de este modelo del año 1963, se han incluido detalles tan realistas como el encendido de sus luces delanteras y hasta pequeños amortiguadores. Las dimensiones abarcan, para hacernos una idea, de 23 piezas de ancho, 29 de largo y 23 piezas que conforman la altura del vehículo. Con estos datos, el auténtico Mini tiene sucesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *