Honda vuelve a la Formula 1 en 2015 resucitando su alianza histórica con McLaren


Los rumores llevan sonando toda la semana, pero hoy es oficial el acuerdo entre la FIA y Ecclestone para que se apruebe el regreso de Honda a la Formula 1, después de abandonar la categoría reina en 2008, cuando comenzó la crisis y los avispados japoneses (lo mismo puede decirse de Toyota) fueron los primeros en tomar las de Villadiego para no perder dinero en un momento crítico. El regreso de Honda enciende la chispa de un mito: los McLaren con motor Honda. De 1988 a 1992, ocho títulos mundiales, y la época de Ayrton Senna (en la foto en la carrera de Mónaco de 1989).

El presidente de la FIA, el afable Jean Todt, es el que más esfuerzo ha puesto en que el milagro se obrase. Así lo ha reconocido y agradecido en su comunicado el presidente de la marca, Takanobu Ito. Para el 2015 y con los cambios de reglamentación previstos, en las instalaciones de R + D de la localidad nipona de Tochigi se fabricarán los flamantes y nuevos 1.600 cc V6 Turbo.

El regreso de los motores turbo

El adiós a los atmosféricos V8 de 2.400 de cilindrada y la llegada del downsizing al que deberán adaptarse los Formula 1 es una de los factores que más tienen en vilo a las escuderías, pues todo el mundo ya está trabajando en cómo van a cambiar los monoplazas. Sin duda presenciaremos un giro radical; hasta 1988 se permitieron los turbos y son unos años en que vimos diseños de lo más singulares. Honda ya ha comenzado a trabajar en los primeros bocetos y en el desarrollo de un nuevo sistema de recuperación de energía, ERS, que también deberá suministrar a McLaren.

En la historia más reciente, los de Woking han sacado buen rédito de sus motores Mercedes, pero hay mucha ilusión en resucitar una fusión anglo-japonesa que deleitó a tantísimas personas.

Por otra parte, el hecho de que haya un suministrador más de motores para los monoplazas puede animar el cotarro, y mucho. Ferrari, Mercedes y Renault tal vez se encuentren por fin con otro rival serio y peligroso, no como las tartanas que han estado fabricando los de Cosworth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *