Honda Jazz Híbrido, nueva generación en Europa para el 2016

jazzhybrid20161
Caprichos del mercado y decisiones tomadas por ejecutivos con resaca o jet lag condenan a veces un producto perfecto antes de que nazca. La nueva planta del utilitario de Honda se ha visto en el Salón de París y trotará por Europa en verano del 2015. Lo que no se explica es que, en el mundo de los modelos de coche globales, todavía se produzcan hiatos de más de un año entre la llegada de un vehículo a un mercado y a otro, máxime cuando el fabricante tiene fábricas allende de todos los mares.

El nuevo Jazz ya circula en los USA y en Japón y, es más, también está a la venta la versión híbrida que ha de competir con el Toyota Yaris. Los europeos esperaremos hasta el 2016 para que esto pase, si es que nadie lo remedia.

Los números en Toyota y los números en Honda

jazzhybrid20163
Tomemos por un lado el sistema híbrido HSD de Toyota, con sus motores de ciclo Atkinson, sus cambios automáticos de convertidor de par y su electrificación que le permite moverse en modo eléctrico.

Miremos por otra parte el Jazz híbrido que está en venta actualmente. La unión entre un espléndido motor i-VTEC más una caja automatizada también por convertidor de par no le permite deslizarse sólo con baterías, pero el rendimiento de la hibridación IMA patentada por Honda es ostensiblemente más dinámico. Además, las diferencias de consumo o emisiones no son tan significativas. Penalizan al Honda, de acuerdo, pero claramente la explicación del éxito comercial de Toyota en híbridos contra la flacidez de ventas de los Honda no reside en las soluciones de ingeniería.

Un Yaris híbrido tiene tres niveles de equipamiento, lo que le da un precio de salida de 14.500 €, euro arriba o euro abajo. El Honda Jazz, sin embargo, es un exclusivista: viene con el acabado top y cuesta 19.000 €. He aquí la respuesta. Si alguien quiere tantear el paso a un coche híbrido, huye del concesionario de Honda.

La plataforma que releva a este Jazz, o replantea la política de precios, o ya ha perdido la guerra antes de que se declare. Lo que vayan a hacer los nipones con los acabados y los costes es la clave de la competitividad, poco importa que todas las pruebas comparativas señalen al Jazz como un vehículo más comunicativo con la persona que va al volante, con mejor sujeción al asfalto y mucho mejor resuelto en el aprovechamiento del espacio interior.

Cambio de rumbo y doble embrague

jazzhybrid20162
Si Honda persiste en alejar al Jazz de los usuarios medianeros, tendrá que confiar demasiado en el cambio de rumbo de su hibridación. El Jazz dice adiós a la tecnología IMA, en la que lleva invirtiendo veinte años, y hace tábula rasa. Empieza de cero alineándose en la solución más extendida entre los fabricantes: ciclo Atkinson gasolina y movilidad 100% eléctrica para unos pocos kilómetros y a baja demanda de potencia.

Honda implementará en el Jazz híbrido un cambio automático de doble embrague. Ahí hay una posibilidad de que el coche no se quede adormilado en las aceleraciones y se desmarque de los Toyota por el vigor en la entrega de potencia. Pero tendrán que bajar precios a costa de equiparlo menos. O eso, o seguirán puntuando en ventas igual de mal que hasta la fecha.

Sin embargo, en las fotos sigo viendo asientos de cuero en el interior, cosa que auspicia pocas intenciones de mayor agresividad comercial. Me encanta este coche, y si soy crítico o escéptico con algunas estrategias de marca es precisamente porque me gustaría que el público pudiese acceder con más facilidad a él y conocerlo mejor. Ponerlo en el lugar que se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *