Ford Taurus Interceptor: la Policía de Míchigan no va descalza


La Policía de Míchigan no puede quejarse. El Ford Taurus Interceptor que conducen se ha declarado como el coche más veloz en aceleración. Se ha impuesto a otras dos bestias como el Dodge Charger con motor HEMI V8 5.7 y el Chevrolet Caprice V8 6.0. Su propulsor V6 3.5 Twin-Turbo EcoBoost les ha pasado la mano por la cara.

El condecorado motor EcoBoost de Ford no solo es capaz de batir récords en lo que a ahorro de combustible se refiere. Ya ha demostrado que está preparado para otras cosas, algo que pudimos ver recientemente en el circuito de Daytona, donde un Daytona Prototype equipado con un motor EcoBoost logró el récord de velocidad máxima.


Tres cuartos de lo mismo pasa con los coches de policía, preparados tanto por dentro como por fuera para enfrentarse a todo tipo de situaciones peliagudas. Las persecuciones se acaban antes cuando tu Taurus Interceptor se pone serio para acelerar de 0 a 60 mph (96,56 km/h) en 5,66 segundos, lo que se traduce en 0,38 segundos menos que el Charger y 0,35 segundos menos que el Caprice. En el paso de 0 a 100 mph (160,93 km/h) todavía es más eficiente en relación a sus rivales, ya que le saca 1,2 segundos al Charger y 0,8 segundos al Caprice.

A ver quien es el atracador de joyerías que se da a la fuga en Míchigan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *