Ford Ka, ni restyling ni nada: un futuro muy negro


El minicoche de Ford, desarrollado conjuntamente con el Fiat 500 y fabricado en la misma planta de Polonia que el exitoso retro-car italiano, se enfrenta a una más que posible pronta desaparición, después de no haber alcanzado, ni de largo, el éxito que tuvo durante 12 años su predecesor. Así lo han contado Elena Cortesi (directora de Social Media en Europa) y Martin Smith, el jefazo de Ford en los cuarteles de Colonia.

Rival para el i10, el Aygo, el C1, el 108 o el Spark, parece haber caído en desgracia dentro de la propia Ford inexplicablemente. Relativamente barato, muy manejable, de manutención asequible, ahorrador y con un diseño que puede equipararse al de sus enemigos. Aún así, sus ventas han bajado un 20% respecto al año pasado, aunque, considerando la coyuntura del mercado de la automoción, las cifras aún pueden ser consideradas saludables.


El modelo ha quedado fuera de la campaña publicitaria mundial que está preparando Ford, arguyendo que es “un coche aparte”. La misma Elena Cortesi confiesa que, desde su aparición en el 2008, no se han hecho anuncios ni acciones de internet para promocionarlo. La casa lo ha dejado de lado.

Martin Smith cree que el problema es que no encaja en la estrategia One Ford, porque fue diseñado con unos gustos exclusivamente europeos, y no mundiales, y que además no pasaría las pruebas de crash-test en Estados Unidos. Ha sido muy tajante al aseverar que el Ka

No produce absolutamente ningún beneficio. No podría verle mucha vida más allá de un próximo lavado de cara a medio plazo

Está claro que el big boss le tiene ojeriza, porque otro portavoz ha aclarado que no existe ningún plan para un restyling, de manera que Martin en realidad no cree ni en lo que ha declarado, y el pequeño podría evaporarse haciendo mutis y por la puerta de atrás dentro de muy poco tiempo.

La asociación con Fiat

Los italianos están contentos con su alianza con Ford, y hay planes de que el Fiat 500 tenga su segunda generación para el 2015. Ford está invitada a seguir colaborando y crear un tercer Ka o un minicoche con otro nombre. Dudo que Ford abandone el segmento A. De hecho, dudo que Ford abandone cualquier segmento.

El Ka tiene un motor de gasolina 1.2 tricilíndrico atmosférico con Start-Stop y 69 CV. Y un diesel 1.3 también con Start-Stop y 75 CV. La oferta mecánica es adecuada, ¿pero quieren más ventas y beneficios? Que empiecen por incorporarle el motor 1.0 Ecoboost, que acaba de ser elegido Mejor Motor de Gasolina por segundo año consecutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *