El futuro de Opel explicado en 5 puntos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Michael-Lohscheller
Opel acaba de presentar el Plan PACE!, que para entendernos es una especie de hoja de ruta que pretenden seguir para que la compañía siga creciendo con el objetivo de convertirse en uno de los principales fabricantes del sector de la automoción.

Michael Lohscheller, consejero delegado de Opel Automobile GmbH, ha sido el encargado de desgranar todas esas acciones que llevarán a cabo para ser más competitivos, crecer de forma sostenible y restablecer los pilares financieros. No quieren sustos de cara al futuro, ni siquiera cuando se atraviesen tiempos de vacas flacas.

1- Eléctricos e híbridos para ser líderes europeos en emisiones de CO2

Más que un tema de futuro, es un tema de presente. Ya hace años que todos los fabricantes trabajan en el desarrollo y la producción de coches eléctricos e híbridos. Si no se avanza más rápido es porque la demanda y las infraestructuras no acompañan, pero en Opel son conscientes de que el camino a seguir es el de la movilidad sostenible, el que les ayudará a ser líderes europeos en emisiones de CO2. Al menos eso dicen.

Sus previsiones dicen que en 2020 habrá cuatro líneas de producto electrificadas, de entre las que podemos destacar el próximo Opel Corsa eléctrico y el Opel Grandland X híbrido echufable (PHEV).

En Rüsselsheim son optimistas y se ven en 2024 con versiones eléctricas en todos sus modelos. Con eso se refieren a eléctricos puros y a híbridos enchufables que mezclarán la electricidad con la combustión de los motores más eficientes de la casa.

Opel-Ampera-e

2- Más competitividad

Consideran que en 2020 serán más competitivos que ahora porque reducirán en unos 700 euros de media el coste de cada automóvil que sale de sus fábricas. Y ojo, porque esa reducción en los costes no hay que buscarla entre las cuatro paredes de una fábrica, ya que van a ir mucho más allá mejorando la eficiencia de departamentos como el de marketing, donde esperan a aprovechar un 10% mejor los recursos destinados.

Los gastos generales y administrativos mejorarán, como también lo harán los procesos de I+D y las inversiones de bienes de capital. En otras palabras, se van a mirar hasta el último céntimo para que los números rojos estén más desinflados que nunca.

3- Ni un cierre de plantas y mantenimiento de empleos

Cuando hablan de reducir costes para ser más competitivos, a uno se le pasa por la cabeza que los grandes perjudicados van a ser los trabajadores. Como es lógico, en la nota de prensa y en la presentación del Plan PACE! no escucharás nada de eso, pero uno sospecha de que habrá recortes que se traducirán en despidos y reducciones de salario.

En un párrafo de la nota de prensa dejan entrever que algunos despidos habrá, pero que en todo caso se ejecutarán “con medidas responsables”. Recurrirán a prejubilaciones, programas voluntarios y otra herramienta que a mí personalmente me ha dejado en blanco: “conceptos innovadores sobre el tiempo de trabajo”. ¿Quiere decir que los robots serán más apañados que nunca y sustituirán a las personas por ser más rápidos? A saber…

trabajadores-Opel

4- Menos plataformas

Nos guste más o nos guste menos (a mí no me gusta nada), el sector de la automoción camina hacia la estandarización de diseños, componentes mecánicos, chasis, etc. Todos los fabricantes quieren ahorrar y para ello no solo se alían, sino que crean plataformas con las que poder hacer varios modelos que pertenecen a segmentos distintos.

El grupo VAG es el gran especialista, el maestro del que muchos quieren aprender. Ves los Audi, los Volkswagen, los Skoda o los SEAT y todos te parecen igual, solo que uno es más largo, el otro es más ancho… Se pierde la personalidad, la originalidad, pero no parece que eso esté siendo un problema del que preocuparse. De hecho, a las marcas del gigante de Wolfsburgo les va bastante bien y ni siquiera han acusado el escándalo del ‘Dieselgate’.

Opel-Grandland-X
En ese sentido, Opel se pondrá las pilas para que en 2024 no hablemos de 9 plataformas como ahora, sino de 2. Las familias de cadenas de tracción también se reducirán, pasando de 10 a 4. En definitiva, tal y como ha argumentado el bueno de Lohscheller para contentar a los accionistas, “alineando las familias de arquitecturas y motorizaciones se reducirá sustancialmente el coste de desarrollo y la complejidad de producción, lo que permite economías de escala y sinergias, y contribuye a la rentabilidad general”.

5- Nuevos mercados

Opel seguirá ampliando sus fronteras para llevar sus coches a nuevos países. En total hablan de 20 nuevos mercados de exportación en 2022. Quieren dar salida a los vehículos comerciales ligeros para lograr un incremento de las ventas del 25% en este tipo de vehículos en 2020 respecto a 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *