El Ford Mustang y las hormigas: 5 millones de fans en Facebook


El community manager de cualquier empresa se amputaría cualquier extremidad por conseguir algo así. Pero estos hitos no responden a ninguna estrategia de marketing, sucede cuando un objeto, un producto, explosiona en los cerebros de gente repartida por todo el globo terráqueo, y nadie sabe porqué pasa exactamente. El Mustang tiene casi 50 años, se ha filtrado en el subconsciente de sociedades muy dispares de igual forma que la Coca-Cola. El único término que el ser humano ha desarrollado para etiquetar esto es el de “fenómeno.”

Por estultas que me resulten las redes sociales particularmente, empresas como Ford saben exactamente incluso la hora a la que van al lavabo esos cinco millones de personas que, laxamente y sin consecuencias, un día pulsaron un icono para expresar su agrado por el muscle car. Si echáis un vistazo muy detenido al infográfico que la marca ha publicado y que os dejamos en la galería de imágenes al final, a lo mejor se os eriza el bello de la nuca.

Lo sé todo de ti

Estudiando y cruzando bien los datos estadísticos, yo, como consultor en Ford, puedo saber que probablemente eres un hombre que aún no ha cumplido los treinta, que tu formación académica no ha superado el instituto o bachillerato, que estás soltero, que te inclinas más por Barack Obama, que te interesa sobre todo la Xbox, que vives en América, en México o en la república de La India, que consumes brebajes energéticos tipo Monster Energy, que te va o el Metal o el Hip-Hop (especialmente Ozzy Osbourne o Eminem, respectivamente), que Rihanna y Nicki Minaj te ponen, que te tragas todas las retransmisiones de fútbol americano y que te pirran los videojuegos en primera persona de corte militar, donde haya que matar a mogollón de enemigos, tipo Left 4 Dead 2, y que tus películas favoritas son El Capitán América y la saga Fast and Furious.

Ahora, si estoy planificando mi estrategia de lanzamiento para el próximo Mustang 2015, sé qué canción poner en el anuncio y qué tipo de top model contratar, sé qué patrocinadores y pegatinas debo encasquetarle al coche en los eventos deportivos donde participe, sé qué ediciones especiales encontrarás más seductoras, sé en qué guiones de cine tengo que invertir y hacer aparecer mi vehículo como protagonista.

Supongo que son estos 5 millones de fans los que han hecho que Ford haya sabido perfectamente cómo ingeniárselas para que esta semana haya salido de la planta de Flat Rock (donde se fabrica tan sólo desde el 2005) el Mustang número 1 millón que ves en la foto. Las ventas suben y suben y suben… Confieso que soy una hormiga metida en un terrario dentro de un laboratorio, y que un mirmecólogo me escruta con microscopio y luz ultravioleta 24 horas al día desde hace años, y estoy algo asustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *