El Circuito de Terramar sigue vivo gracias a Red Bull


El Circuito de Terramar es un circuito que no es muy conocido entre los jóvenes aficionados al mundo del motor. Esto es así porque cayó en desuso en los años 50. Fue construido en Sant Pere de Ribes (cerca de Sitges) y su inauguración tuvo lugar el 28 de octubre de 1923 gracias a los planos del diseñador Jaume Mestres i Fossas, quien pensó en un oval de unos 2 kilómetros con peraltes de 60 grados o más. El coste del mismo fue de 4 millones de pesetas.

Por aquel entonces sólo existían dos autódromos en Europa, el de Brooklands (Reino Unido) y el de Monza (Italia). Allí se celebró en 1923 el primer Gran Premio de España, que terminó con la victoria del francés Alberto Divo al volante de un Sumbeam.


A día de hoy el circuito no es más que un circuito legendario que nadie se ha encargado de mantener. Sin embargo, en Red Bull han pensado en el Circuito de Terramar y han mandado a Carlos Sainz y Miguel Molina para probarlo.

El bicampeón del mundo de rallyes y el primer español que compite en la DTM pudieron sobreponerse al mal estado de la pista. Lo hicieron a los mandos de un Audi R8 LMS que se encargó de batir el récord de 45,8 segundos que se estableció décadas atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *