Dos motoristas pierden 229 puntos del carnet en una tarde


El pasado sábado, la Policía de Quebec (Canadá) multó a dos motoristas con 16.000 euros y la pérdida de hasta 229 puntos del permiso de conducir por una suma de infracciones que detectaron gracias a la grabación registrada en el casco de uno de los infractores. Podrían llevarse el récord Guinness en multas de motocicleta en tan solo una tarde.

En torno a las 15:00 horas del sábado pasado, dos motoristas de 26 y 29 años de edad fueron interceptados por la policía de Wakefield, en el gran condado de Quebec (Canada) circulando a velocidades de entre 150 y 200 km/h. Según informan fuentes policiales, y en palabras del portavoz de Seguridad Pública Canadiense, “una decena de testigos habían llamado minutos antes a las autoridades locales denunciando varios adelantamientos ilegales y peligrosos perpetuados por dos motoristas”.

Grabando sus propios delitos

Lo más curioso del asunto es que las autoridades no tuvieron una dificultad mayúscula a la hora de dar caza a estos kamikazes de las dos ruedas, ya que la detención se produjo en un momento en el que los sancionados se acercaban a la carretera colindante al departamento de policía de Wakefield.

Durante la intervención, uno de los motoristas trató de esconder la cámara de vídeo que llevaba incrustada en el casco, pero los agentes no tardaron en darse cuenta y lograron confiscarla en virtud de evaluar con precisión las infracciones cometidas.

Las imágenes mostraron todas las locuras que ambos motoristas habían recopilado en su cámara durante el día, entre las que figuraban adelantamientos en zonas peligrosas a velocidades que superaron los 150 km/h.

El motorista de 26 años ha recopilado un total de 21 notificaciones por infracción que le ha costado la pérdida de 116 puntos del carné y una cuantiosa multa de 8.230 euros. Por su parte, el piloto de 29 años fue percibido con 21 notificaciones de delitos en carretera, con una multa que asciende a 8.016 euros y 113 puntos de un carné que no recuperará en mucho tiempo.

Lo peor para ellos, sin embargo, vendrá cuando ambos motoristas sean juzgados por el Código Penal en relación a las leyes canadienses. Aquí tenéis la grabación desde su propia cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *