El desembarco de McLaren en China


No iban a ser una excepción. Todas las marcas que venden coches de lujo se han marchado a China y tienen presencia allí. Es un mercado en auge y vale la pena invertir unos cuantos millones de euros, así que McLaren no se lo ha pensado dos veces y pronto abrirá cuatro concesionarios de lujo en el gigante asiático.

El primero de ellos ha abierto sus puertas esta mañana en Shanghái. El próximo será el de Pekín el día 20, luego llegará el turno de Chengdu el día 24 y finalmente le tocará a Guangzhou el 27. Una ofensiva muy concentrada con la que quieren meter miedo a sus competidores más directos.

Casi todo son exportaciones

McLaren sabe que su negocio no está en Europa. Por ello aspira a vender un tercio de su fabricación en el sudeste asiático. Sin ir más lejos, el 80% de los McLaren MP4-12C que salieron de Woking en 2012 fueron a parar a los garajes de clientes que no están en el Reino Unido. Saben que en casa no tienen que concentrar su inversión en publicidad. Más bien todo lo contrario.

Cada año producirán un nuevo modelo o anunciarán la actualización de uno ya existente. Así es como pretenden mantenerse con vida en el mercado sin que Ferrari y Lamborghini le pasen la mano por la cara. Lo que ya tienen muy claro es que no tendrán ninguna factoría en China, ya que a sus clientes no les importa pagar todos los aranceles del mundo para hacerse con uno de sus juguetitos. Es una buena noticia para ellos teniendo en cuenta que para fabricar allí debes compartir tu tecnología con un constructor local y “regalarle” el 50% de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *