Consejos para viajar con tu coche por Europa

bandera Unión Europea
Por sorprendente que pueda parecer el dato, 3 de cada 4 familias eligen su propio coche como medio de transporte para sus vacaciones. La elección del coche propio no se limita a los viajes por el territorio nacional, sino que muchas personas eligen este medio de transporte en sus viajes al extranjero, sobre todo debido a la comodidad y a la posibilidad de no depender de los horarios de otros medios de transporte.

Sin embargo, para viajar con el coche propio a otros países de Europa es necesario saber algunas cuestiones referentes a las normas de circulación en cada país y seguir unos consejos básicos para evitar contratiempos en forma de multas, averías u otros problemas imprevistos.

Revisión previa

Si antes de realizar un viaje largo por el territorio nacional te cercioras de que el coche está en perfecto estado, más razón aún para hacerlo si vas a viajar al extranjero. Cualquier avería en mitad de un viaje en otro país puede ser un contratiempo muy serio ya que dependiendo de la avería la solución puede tardar tiempo en llegar.

Documentación

Aparte de la revisión del vehículo, lo primero que debes hacer es asegurarte de que toda tu documentación y la de tu vehículo están en regla, con el seguro vigente y la ITV pasada. El permiso de circulación de España otorga la posibilidad de circular en todos los países de la Unión Europea, más otros como Bulgaria, Croacia, Liechtenstein, Serbia, Noruega, Ucrania y Andorra.

Normas de circulación

tráfico Londres
Las normas de circulación son muy similares en los países de la Unión Europea y en el resto de Europa, sin embargo, hay matices que conviene saber. Infórmate acerca de las normas de señalización y ten en cuenta las normas particulares de cada país (circulan por el otro lado, sin límite de velocidad en autopistas como en Alemania, canon para acceder al centro de la ciudad como en Londres…).

Peajes

En Europa existen dos modalidades de pago por circular por vías públicas. El tradicional peaje y otro método que consiste en pagar por la colocación de un adhesivo que otorga permiso para circular por determinado territorio. ¿Pensabas que solo los españoles teníamos que hacer frente al pago de peajes?

Alcohol al volante

Los niveles de alcoholemia son similares en toda Europa, aunque para no llevarte sorpresas lo mejor es que te informes. La mayoría de los países poseen el mismo nivel que en España, aunque en otros como en Suecia y Noruega el límite es de 0,2 g/l. Aprovechamos para remarcar que la única opción recomendable es no consumir alcohol si vas a conducir.

Otros consejos

No podemos dejar de señalar de nuevo que, a pesar de que las normas de circulación son similares, en determinados países o ciudades tienen reglas específicas que conviene saber. Por ejemplo, si vas a viajar a Rumanía deberías saber que la tasa de alcohol permitida al volante es de 0,0. Si vas a Grecia, también deberás llevar en el coche un extintor y un botiquín de primeros auxilios. En este sentido, hay aspectos en los que cada país tiene su propia reglamentación y, vengas de donde vengas, tienes que respetarla.

Finalmente, nuestra última recomendación es extremar la precaución. No es lo mismo conducir por una ciudad que conoces (o que, al menos, está en tu país y se rige por normas de circulación que ya conoces) a hacerlo por una ciudad en la que nunca has estado, en un país con unas normas de circulación distintas. ¿O acaso quieres verte intentando rellenar un parte de seguro con un serbio, una holandesa o un húngaro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *