Consejos antes de comprar un coche de segunda mano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En España se venden 2,3 automóviles usados por cada uno nuevo, o lo que es lo mismo, más de 1.600.000 unidades tramitadas al año. Si estás pensando en comprar un vehículo de segunda mano, ya sea a particulares o en salones de ocasión, ¿sabes lo que tienes que tener en cuenta para llevarte un coche de segunda mano en las mejores condiciones? Te ayudamos con una lista de consejos que debes tener en cuenta antes de lanzarte al mercado.

Neumáticos: Una de las cosas más importantes es que las gomas de los neumáticos sean óptimas para una conducción segura. Observa que no haya grietas, desgastes o flancos malformados. Asimismo, mide la presión para asegurarte que es la apropiada y que tanto la fecha de fabricación como la hondura del dibujo están dentro de la normativa.

Suspensión: El paso siguiente es mirar detrás de las ruedas para comprobar que no tiene manchas de aceite o desgastes en la suspensión. Una vez subido al vehículo, recuerda comprobar que no se presenten vibraciones una vez iniciada la marcha.

Tubo de escape: Tres sencillos trucos. Enciende el coche y comprueba el color del humo de escape. Si lo notas levemente azulado significa que está consumiendo aceite, si es blanco significa que le falta carburante, y si es negro es que consume demasiado combustible.

Líquidos: Esto nos lleva a recordar que el líquido de freno no puede ser demasiado viscoso ni demasiado oscuro, ya que entonces estaría en malas condiciones.


Arranque: Gira la llave de encendido una sola vez. Si el coche no arranca a la primera puedes estar cometiendo un grave error comprándolo. Además de esto, comprueba que el “ralentí” oscila con la aguja del cuenta-revoluciones.

Faros: Comprueba que todas las luces funcionan, ya sean las de posición, las de largo alcance o las antiniebla en caso de poseerlas. Asimismo, pregunta si aún tiene las luces de recambio guardadas en algún lugar del coche.

Dirección: Ahora que nos ponemos en marcha, hay que comprobar que la dirección del volante vuelve a ponerse recta después de realizar un giro, y que las marchas entren con suavidad en los cambios. Además, asegúrate de que la transmisión está en perfecto estado girando el volante y frenando suavemente. Si escuchas ruidos extraños, puede deberse a un mal funcionamiento y una más que probable rotura.

Frenos: No tengas miedo a acelerar un poco (siempre con el volante recto) y realizar una frenada fuerte. Si el vehículo se va solo hacia un lado, puede derivarse a que los discos de freno o las pastillas están desgastados.

Sistemas del interior: Comprueba que todos los sistemas funcionan correctamente: aviso de cinturón, compact disc, puertas abiertas, etc. Lo mismo con el aire acondicionado, ya que debe expulsar aire frío en menos de un minuto de funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *