Cliente chino destrozando un Maserati Quattroporte en señal de protesta


No es lo más habitual, pero a veces pasa. Algunos clientes deciden tomarse la justicia por su mano protestando como pueden. El que protagoniza el vídeo que veréis al final de esta entrada decidió destrozar su Maserati Quattroporte con la ayuda de tres colegas, quienes con unas mazas hicieron todo lo posible para cargarse todas sus piezas, aunque a decir verdad ese día no desayunaron mucho (o las mazas eran de los chinos).

El cliente aparcó su coche justo delante del Salón del Automóvil de Qingdao, al que como es lógico acudió Furi Group. Entonces empezó la fiesta y no paró hasta que pasaron unos cuantos minutos. El Quattroporte acabó bastante dañado, aunque menos que la imagen de la firma italiana en un mercado tan importante como el chino.

El enfado de este hombre tiene que ver con lo que le pasó en uno de los talleres oficiales de Furi Group. Llevó su coche para que le solucionaran unos cuantos problemas mecánicos y se llevó una gran sorpresa cuando comprobó que le habían colocado piezas de segunda mano. Teniendo en cuenta que la factura que le pasaron no era precisamente pequeña, pilló un cabreo que le hizo llegar a hasta este punto, ya que nadie le dio una solución a tiempo.

Actualización: El vídeo ha sido retirado de YouTube. Lamentamos las molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *