Brotes verdes en el sector automovilístico europeo


No quiero hablar de brotes verdes con la misma alegría que Mariano Rajoy y sus secuaces, que a la que ven que el paro se reduce en 150 personas ya están hablando de crecimiento económico. Simplemente me limitaré a compartir con todos vosotros los datos que recoge un informe que acaba de publicar la agencia de calificación Moody’s.

En el mismo se refleja que estamos muy cerca del fin de la crisis en el sector automovilístico europeo. Creen que este año tocaremos fondo con una caída del 5%, pero que a partir de 2014 los dígitos volverán a ser verdes. Nos recuperaremos con un incremento del 3% que nos llevará hasta los 13 millones de unidades, una cifra que para algunos sigue siendo demasiado optimista.

Por increíble que parezca, las previsiones también contemplan una mejora de dos de los mercados que más están sufriendo en los últimos años: el español y el italiano. Para ambos se espera una evolución similar a la de la media del viejo continente, algo difícil de creer viendo cómo está el patio ahora mismo.


En Europa pronto se va a mover ficha poniendo en marcha el denominado Plan Cars 2020. Entrará en funcionamiento durante los próximos años y se prevé una inversión de 10.000 millones de euros para que se investigue y se fabriquen modelos más avanzados desde el punto de vista tecnológico. Además, también se pretende que sean lo más respetuosos posible con el medio ambiente, con un límite de emisiones por fabricante que en ningún caso podrá sobrepasar los 95 g/km de media.

¿Qué pasa en el resto del mundo?

Si nos trasladamos hacia otros mercados, siempre atendiendo a los datos facilitados por Moody’s, Rusia y Brasil se estancarán y dejarán de ser tan jugosos para la mayoría de fabricantes. De hecho, el mercado del país más grande de Sudamérica ha retrocedido hasta un 6% durante la primera mitad del año, cifra parecida a la registrada por el gigante europeo.

Donde no notan la crisis es en Estados Unidos. El crecimiento de la economía es sostenible y ya casi están en las mismas cifras de antes de que empezara la crisis. Se espera un incremento del 10% antes de que termine el año para rondar las 16 millones de unidades. Qué pena que Detroit no esté en plenitud de facultades para volver a ser la industria del motor por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *