Bentley Continental GT V8 S Black Edition: ¡no es de color negro!

Bentley Continental GT V8 S Black Edition
Solo a Bentley se le podía ocurrir algo así. ¿Una Black Edition sin que la carrocería sea de color negro? Visto lo visto en las imágenes, donde aparece en blanco y en un azul que tira para violeta, el nombre no es lo que mejor define a esta edición especial del Continental GT que llega para engordar la lista de variantes de un deportivo que no tardará mucho en anunciar su actualización.

A sus comerciales no les costará venderlo

El Bentley Continental GT V8 S Black Edition está disponible con unas preciosas llantas de aleación de 21 pulgadas y unos faros ahumados que modifican su mirada. Hay numerosos detalles en negro brillante que combinan con el color elegido para el kit de carrocería que han preparado, que puede ser Beluga, Hallmark Gray, St James’s Red o Cyber Yellow.

Las partes que son modificadas por dicho kit son el difusor trasero, las taloneras y el splitter frontal. Y hablando de colores, es bueno saber que las pinzas de freno también nos hacen dudar, ya que se pueden pedir en negro o en rojo.

Bentley Continental GT V8 S Black Edition
El interior es tan lujoso como puedas imaginar. No nos extraña en absoluto teniendo en cuenta que Mulliner se ha encargado de confeccionar sus asientos GT Design, en los que uno puede disfrutar de la deportividad de este Continental GT a cielo descubierto si lo prefiere. Lo digo más que nada porque está disponible tanto en versión coupé como descapotable.

De potencia va sobrado

Otro de los motivos por los que creo que se venderá muy fácilmente lo encontramos echando un vistazo al apartado mecánico. Su motor es un V8 biturbo capaz de desarrollar 528 CV de potencia y 680 Nm de par máximo trabajando junto a una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades.

Sus prestaciones son francamente buenas, ya que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos hasta alcanzar los 309 km/h como si nada. Las cifras son un poco peores para la versión cabrio.

Artículo recomendado: Filld for Bentley o cómo olvidarte de repostar para siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *