Audi RS Q3 al completo


Ayer os mostré un vídeo del Audi RS Q3 porque fue cazado por la prensa alemana. Eso era sinónimo de que no les iba a quedar más remedio que presentarlo hoy, que es precisamente lo que han hecho. Ya tenemos información e imágenes para recrearnos. El SUV más pequeño y potente de la familia Audi está listo para comercializarse, aunque antes será presentado de forma oficial en el Salón del Automóvil de Ginebra que se celebrará el mes que viene.

Esta versión tan deportiva del Audi Q3 ya se dejó ver en forma de prototipo en el Salón del Automóvil de Pekín del año pasado. Desde ese momento nos ilusionó todo lo que podía ofrecer, tanto a nivel estético como a nivel dinámico. Hoy podemos decir que al pasar a producción no va a decepcionar a los que más esperanzas habían depositado en él.

El 2.5 TFSI da para mucho


La deportividad se empieza a respirar bajo el capó, que es donde vive el mismo motor que montan el Audi TT RS y el Audi RS3 Sportback. Es un 2.5 TFSI que entrega 310 CV entre 5.200 y 6.700 rpm y un par motor máximo de 420 Nm entre 1.500 y 5.200 rpm. Todo eso le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos hasta alcanzar los 250 km/h, que es su velocidad máxima autolimitada. Con todo ello el consumo es de 8,8 l/100 km y las emisiones de dióxido de carbono son de 206 g/km, aunque sinceramente no creo que estos últimos datos le importen demasiado a quien se compra un coche de estas características.

En nuestro país se venderá a partir de otoño por 62.000 euros, y para justificar ese precio incluye una serie de elementos tecnológicos y deportivos que merecen ser estudiados con detenimiento.

Estética deportiva y equipamiento muy avanzado


Los guiños deportivos los encontramos tanto por dentro como por fuera, aunque para ser de la familia RS tampoco han querido abusar. El paragolpes es nuevo (con la inscripción quattro en la parte inferior), la rejilla luce un nuevo diseño, los apliques son de un tono aluminio mate… En la zaga hay que destacar su alerón y el difusor, que incorpora un tubo de escape cromado y ovalado que impone bastante. Con todo esto la carrocería se estira hasta los 4,41 metros, por lo que es 25 mm más largo que el Audi Q3 “normal”.

Las llantas de aleación son de 18 pulgadas, aunque también es posible decantarse por otros modelos de 19 y 20 pulgadas. El control electrónico se puede desconectar y la caja de cambios es de doble embrague y 7 velocidades S Tronic (con posibilidad de cambiar de marcha con las levas del volante). Como todo RS, no le falta tracción total quattro.


En el interior hay que destacar sus asientos deportivos en cuero y Alcantara negros, el volante multifuncional de tres radios, el logo RS bordado en los asientos que contrasta con las costuras en color gris, la pedalera y el reposapiés de aluminio y el cuadro de instrumentos con las esferas en gris, las escalas en blanco y las agujas en rojo.

De tecnología va sobrado gracias a un equipamiento que está a la altura de lo que piden por él. Incluye un sistema de información al conductor específico RS, sistema de asistencia al aparcamiento, sistema de audio con 10 altavoces, faros xenón plus e iluminación LED diurna. De forma opcional también podemos decantarnos por el sistema de navegación con disco duro MMI, el Surround System Bose de 14 altovoces y 465 vatios de potencia, acceso a Internet o sistema de asistencia al conductor.

¿Se le puede pedir más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *