Arranca la producción del Toyota Aygo 2014

AYGO 3
Como este verano se pondrá a la venta en Europa, el nuevo Toyota Aygo ya se ha empezado a fabricar en la República Checa. Concretamente en la planta de Kolin, donde también se fabricó la primera generación del pequeño utilitario de la firma japonesa.

Se trata de una factoría compartida con PSA, puesto que allí también se fabrican el Peugeot 108 y el nuevo Citroën C1. Ahora el Aygo compartirá plataforma con ambos, que tendrán unas características similares y se venderán a precios más asequibles.

Enorme inversión para conquistar el segmento

En total han invertido más de 6.000 millones de coronas checas, que en euros son unos 218 millones. Eso ha servido para crear 700 nuevos puestos de trabajo y esperan que también sirva para generar importantes beneficios. Kent Koide, presidente de Toyota Peugeot Citroen Automobiles (TPCA), tiene una confianza ciega en los tres modelos:

Hoy comienza una nueva etapa en la trayectoria de TPCA. Creo que va a estar tan llena de éxitos como la anterior, en la que hemos fabricado cerca de 2,4 millones de vehículos urbanos compactos de gran calidad. Esperamos un interés especial en el nuevo vehículo por parte de nuestros mercados tradicionales tanto en Europa occidental como en Europa del Este.

AYGO 2

Producción y previsiones

La línea de producción de Kolin es como una máquina de hacer churros. De allí salen unos 300 vehículos al día porque son capaces de fabricar uno cada 55 segundos. La semana que viene ampliarán esa cantidad a 700 vehículos y a principios de junio estaremos hablando de 1.000 unidades, que es la capacidad máxima de la planta.

En total saldrán 210.000 vehículos al año, o al menos eso es lo que está previsto. Para Toyota la previsión anual es de más de 80.000 unidades en 2015, lo que supone alcanzar una cuota de mercado del 6%. No son más que previsiones optimistas que podrían rebajarse si la demanda no responde.

A modo de recordatorio, decir que el Aygo fue presentado en el Salón de Ginebra 2014 con un diseño muy peculiar. A nivel mecánico puede montar el motor gasolina VVT-i de 1.0 litros y tres cilindros de Toyota, un propulsor galardonado que puede ir asociado a una caja de cambios manual o manual automatizada x-shift. En el mejor de los casos consume 3,8 l/100 km y emite 88 g/km de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *