Alemania sucumbe a la caída de ventas


La caída de ventas en agosto no se limitó a España. Es un virus que se extiende por toda Europa y en Alemania este verano se ha hecho notar, y mucho. No sé si visteis el último programa de Salvados, con Jordi Évole, que se titulaba “Ciudadano Klínex”, pero a mí me causó una honda impresión. Esto no parece que vaya a tener arreglo ninguno a medio ni a largo plazo. El desplome industrial es general y no sólo afecta a la automoción. Los alemanes saben que si Europa no tiene dinero, ellos no tienen a quién venderle todo lo que fabrican. Buscan salida en mercados emergentes, pero eso no sostiene un país.

La ACEA (acrónimo inglés para la Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos) ha dado datos de una bajada en lo que llevamos de año del 6,6% en todo el continente. Eso son 8,59 millones de coches y suponen, según las previsiones de la ACEA, que a final de año el 2012 habrá significado el peor ejercicio industrial en los últimos 17 años.

Otros fabricantes europeos van a cerrar fábricas antes de las campanadas. Opel, Peugeot… Es algo que no se conoce desde hace muchas décadas. Volviendo al programa Salvados, Jonathon Poskitt, director de previsiones de ventas en Europa de LMC Automotive, habla en la misma línea que los testimonios de Jordi Évole: “Es un panorama deteriorado, ahora también el mercado alemán (que cayó un 4,7% en agosto) se dirige en la dirección equivocada”. Y añade una coletilla que no tiene desperdicio: “La confianza del consumidor está siendo golpeada con todo lo que está ocurriendo en Europa”.

El consumidor no tiene confianza porque no sabe cuándo se va a quedar sin trabajo, si es que no lo ha perdido ya. En el programa de Salvados, Julio Anguita apuntó hacia la necesidad de un salario mínimo interprofesional de 1.000 euros. Si no vamos por aquí, la única máquina que tendremos en el garaje será una bicicleta. Os insto a que veáis el programa si todas estas cuestiones os preocupan. Está despiezado en diferentes clips. No os perdáis ni uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *