BMW Serie 7 iPerformance: lujo híbrido

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BMW 740e iPerformance
Como seguramente ya sabrás si nos sigues con asiduidad, BMW iPerformance es la gama que los alemanes han creado para englobar todos los modelos híbridos que fabriquen de ahora en adelante. El BMW Serie 7 es uno de ellos, y ya sabemos que contará con las versiones 740e iPerformance de batalla corta y 740Le iPerformance de batalla larga. Además, también habrá un 740Le xDrive iPerformance con sistema de tracción total inteligente para distribuir la fuerza entre las ruedas traseras y delanteras en función de cada momento.

Poca autonomía exclusivamente eléctrica

Cualquiera de ellos puede equipar en opción la luz láser BMW Laserlight que estrenó otro híbrido, el BMW i8. Es un detalle a tener en cuenta, pero lo que más nos importa de estos iPerformance son otras cosas, como por ejemplo la autonomía eléctrica. Sabemos que es de 40 kilómetros en los 740e iPerformance y 740Le iPerformance, mientras que el 740Le xDrive iPerformance, penalizado por la tracción integral, no pasa de los 37 kilómetros. Estos registros, todo hay que decirlo, están pendientes de confirmación y pueden variar en función de los neumáticos elegidos.

Motores que suman 326 CV y 500 Nm

Estos tres híbridos enchufables se benefician de las bondades de un cuatro cilindros gasolina que desarrolla 258 CV y 400 Nm de par máximo entre las 1.250 y las 4.800 rpm. El motor eléctrico que redondea el conjunto, por su parte, entrega 113 CV y 250 Nm de par disponibles desde el primer achuchón. Al final, sumando lo de uno y lo de otro, tenemos una potencia conjunta de 326 CV y un par máximo de 500 Nm.

BMW 740e iPerformance

Consumo y prestaciones

Con semejantes cifras, a nadie debería sorprenderle que el BMW 740e iPerformance pueda pasar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, mientras que el BMW 740Le iPerformance lo hace en 5,7 segundos. Ambos consumen una media de 2,1 l/100 km, mientras que la corriente eléctrica chupa 12,5 kWh. Las emisiones, pendientes de confirmación, son de 49 g/km de CO2.

Como es lógico debido a la ganancia de peso que conlleva montar el sistema de tracción, el BMW 740Le xDrive iPerformance no es tan frugal como sus hermanos. Se va hasta los 2,3 l/100 km con un consumo de corriente de 13 kWh. Además, las emisiones también son un pelín más altas (53 g/km de CO2), mientras que las prestaciones, para compensar lo anterior, son sensiblemente mejores, puesto que completa el sprint de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

Teclas mágicas

Hay una tecla muy importante en estos Serie 7 híbridos. Es la tecla eDrive, que te permite elegir el modo de funcionamiento del sistema híbrido, pudiendo activar la función AUTO eDRIVE que maximiza la eficiencia y el dinamismo, o bien la MAX eDRIVE, que en este caso funciona única y exclusivamente con el motor eléctrico y puede alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h.

¿Más teclas? Las hay. Situada en la consola central, como la eDrive, nos topamos con la que activa la función Driving Experience Control. Lo que nos permite hacer es obtener una regulación distinta en función del tipo de conducción que busquemos. ECO PRO, COMFORT y SPORT son los modos disponibles y creo que hablan por sí solos. También hay otro que se llama ADAPTATIVE y que tiene la capacidad de modificar su reglaje en función de nuestro estilo de conducción o el estado de la carretera. Y no es ciencia ficción.

BMW 740e iPerformance

Batería

La batería, de iones de litio, tiene una capacidad bruta de 9,2 kWh y neta de 6,9 kWh. Va colocada debajo de la banqueta de asientos trasera, así que no resta espacio al maletero, que por cierto ofrece un volumen total de 420 litros.

Dicha batería se puede cargar en cualquier toma de corriente doméstica, en una estación pública de recarga, o en una Wallbox de BMW. En menos de cuatro horas la recargas por completo en una toma de corriente doméstica, mientras que en una BMW i Wallbox completas la misma operación en menos de tres horas.

Equipamiento premium

Ya para terminar, decir que estos 740e iPerformance, 740Le iPerformance y 740Le xDrive iPerformance incluyen un equipamiento de serie espectacular. No podía ser menos viendo el salto de calidad que había dado el Serie 7. Viene con llave BMW con display, faros LED, kit de navegación ConnectedDrive, sistema de mando iDrive con control por gestos de BMW, calefacción y refrigeración estacionarias, pantalla con superficie táctil, cable de carga…

Fotos de los BMW Serie 7 iPerformance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *