Transform 2025+, los planes de Volkswagen para la próxima década

volkswagen-golf
Con el nombre de Transform 2025+, Volkswagen ha presentado la estrategia que va a seguir desde ahora hasta 2025. Quieren hacerse fuertes tanto en China como en Europa, donde no les va nada mal, y también pretenden potenciar al máximo la movilidad eléctrica sin dejar de lado las tecnologías conectadas. Todo ello a través de un profundo cambio estructural que no solo pasa por destruir 30.000 empleos, que es lo que supimos la semana pasada.

Conectividad, e-movilidad, menos costes y más ingresos

Los alemanes quieren mirar al futuro con optimismo a pesar de lo dañada que ha quedado su imagen tras el escándalo de las emisiones. Van a hacer todo lo posible para crecer de forma sostenible y rentable, y en sus previsiones hay un tanto por ciento que llama poderosamente la atención. Se trata de la subida de su margen operativo, que cifran en un 6% sin decirnos cómo lo van a conseguir. Puede que crezca por una reducción de costes, por una subida del precio de sus coches o por una combinación de ambos. Quién sabe.

El Consejo de Administración de Volkswagen ha trazado las líneas a seguir en los próximos años poniendo énfasis en la visión global. Es lo que han bautizado como “Volkswagen: Moving People Forward”, el típico eslogan que queda que se inventan las grandes marcas para impresionarnos.

volkswagen-atlas

Las tres fases que han dibujado

La movilidad eléctrica y la conectividad serán los actores protagonistas. Eso sí, sus movimientos se producirán en tres fases claramente diferenciadas:

Primera fase: hasta el año 2020 van a reestructurar su negocio. Se van a recuperar a marchas forzadas del tortazo que se han llevado y van a cambiar el rumbo de su producción para adaptarse a los tiempos que corren. También harán todo lo posible por achatar la jerarquía existente en la organización, fomentarán el emprendimiento y agilizarán determinados procesos internos.

Segunda fase: irá hasta 2025 y el objetivo no será otro que liderar la producción eléctrica creando estructuras sostenibles para obtener ingentes beneficios. Y no solo eso, sino que tratarán de ofrecer nuevos servicios de movilidad para ampliar sus fuentes de ingresos.

Tercera fase: En los años posteriores a los de Transform 2025+ pretenden ser los número uno de la movilidad, para lo cual será imprescindible contar con un amplio catálogo eléctrico con varias propuestas de conducción autónoma a precios más o menos accesibles.

Para alcanzar sus metas están dispuestos a invertir 4.500 millones de euros al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *