Trámites para vender un coche a un particular

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Son muchos los rótulos de ‘Se vende’ que a menudo cuelgan de la ventanilla en los coches que transitan las calles. La ajustada situación económica en la que se encuentran muchas personas hace que la compra-venta de coches entre particulares sea algo muy común para la adquisición de un automóvil de segunda mano. Si es la primera vez que pones a la venta tu coche, puede que te surjan algunas dudas. ¿Qué trámites son los necesarios para una transferencia totalmente legal? ¿Qué debo hacer ahora que he encontrado comprador? Tranquilo, con estos consejos te ayudaremos a no dejar ningún cabo suelto.

Cuando se vende un coche, éste pasa a ser llamado “coche de segunda mano” y como consecuencia es necesario cambiar su titularidad. Así el reciente dueño comenzará a asumir tanto la propiedad del automóvil como la responsabilidad de los actos que realice al volante. Estos son los trámites necesarios que debes realizar en Hacienda y la Jefatura de Tráfico:

Conseguir un contrato de compraventa en Jefatura

Nunca entregues tu coche antes de realizar éste trámite, incluso aunque estemos tratando con gente de nuestro entorno o familiares cercanos. Lo mejor es hacer una gestión inmediata, ya en este contrato debe aparecer la hora exacta de entrega y la atestación de que el modelo no arrastra multas impagadas o impuestos atrasados (una deuda que puede ser patrimonial del coche). En el contrato también deben aparecer los datos completos de las dos partes que intervienen, el valor total del coche, la marca, el modelo y el número de bastidor.


El comprador tendrá un plazo aproximado de 15 días para realizar el cambio de titularidad y demostrarte (como vendedor) la veracidad del traspaso. Durante ese plazo, el nuevo titular debe poner a su nombre el vehículo adquirido pagando previamente a Hacienda –en persona o por Internet- el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que aproximadamente se corresponde con el cuatro por ciento del valor del coche.

Si quieres un consejo, lo mejor es que el comprador te entregue una copia de su permiso de circulación mientras esperas su notificación. Si la parte interesada no se comunica contigo en los 15 días posteriores, puedes dirigirte a la Jefatura de Tráfico para realizar tú mismo el trámite de notificación de venta.

Hecha la documentación, llegan los Impuestos

Una vez que el comprador te entregue la documentación debidamente cumplimentada, asegúrate de tener a mano el contrato de compraventa anteriormente descrito, la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos, el permiso de circulación, el justificante de pago del último Impuesto de Circulación y el comprobante del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales de Hacienda.


Si lo desean, ambas partes pueden pagar conjuntamente la tasa de 51,60 euros (aproximadamente) a Jefatura de Tráfico después de mostrar los documentos originales y una fotocopia del DNI (documento nacional de identidad), para acreditar la identidad de las dos partes que intervienen en la compraventa. Para personas jurídicas será necesario presentar la tarjeta de identificación fiscal, acreditando a la persona física que firma como representante. Para extranjeros será imprescindible el NIE (Número de Identidad de Extranjero).

En casos concretos será necesario entregar además alguna documentación complementaria. Si se trata de un coches adquirido en subasta, se debe adjuntar el acta de certificación; en fallecimientos, la parte testamental que acredite al vendedor como heredero del coche. En caso de que se trate de transporte agrario, también es necesario tener un documento que demuestre su presencia en el Registro oficial de Maquinaría Agrícola.

Sigue estos pasos y desconfía de quien se quiera saltar alguno, los procesos de compraventa deben estar enmarcados siempre dentro de la legalidad vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *