Santana Motor mejora su situación


El sector automovilístico se va recuperando lentamente. El año 2008 fue un fracaso rotundo y el 2009 no empezó nada bien para algunos. Sin embargo, hay quienes pueden “presumir” de haber reducido las pérdidas sufridas en los últimos meses.

Santana Motor es un ejemplo de ello. Se trata de una compañía con casi 50 años de existencia que ha tenido muchos cambios importantes a lo largo de su historia. La empresa de Linares, propiedad de la Junta de Andalucía, tuvo que solicitar en febrero una inyección de capital público cifrada en 36 millones de euros para poder impulsar el desarrollo de la tecnología necesaria para adaptar los todoterrenos a las nuevas normas europeas de emisiones contaminantes Euro V y Euro VI.

Lo peor de todo no fue sólo para la empresa, también los trabajadores lo sufrieron en sus propias carnes. Están envueltos en un ERE de carácter temporal que afecta a toda la plantilla. Éste está aprobado hasta finales de 2010 y toca de lleno a los 365 empleados que se concentran en la rama Santana-Militar.


Los responsables de la compañía, como era de esperar, le echan la culpa a la crisis económica y financiera mundial que tanto está machacando al sector. Además, comentan que Santana Motor está haciendo todo lo posible para recuperarse a través de actuaciones estratégicas “tendentes a dinamizar la actividad industrial de la empresa”.

En 2009 Santana Motor perdió 23,83 millones de euros, mientras que en el ejercicio anterior perdió 56,1 millones de euros, un 42.4% más. Una disminución de este tipo siempre es positiva, aunque no hay que olvidar que siguen siendo pérdidas. La Junta de Andalucía tendrá que tomar cartas en el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *