Range Rover Evoque en el desierto de Omán

Range Rover Evoque
¿Quién ha dicho que el Range Rover Evoque no está preparado para dejar la ciudad? La mayoría de sus clientes lo utilizan para ir al trabajo, para comprar el pan o para recoger a los niños cuando termina el colegio. Eso es verdad. Sin embargo, no por ello hay que ser injusto y calificarlo como un coche del segmento C que no está preparado para moverse en terrenos off-road.

La firma británica nos lo ha querido demostrar a través de un vídeo publicado en su canal oficial de YouTube. Se han ido hasta el desierto de Omán y le han entregado las llaves al bueno de Liam Wilson, un experto conductor off-road que ha puesto a prueba su condición de SUV con tracción a las cuatro ruedas.

Un 4×4 inteligente pensado para la ciudad

Como podrás ver durante casi dos minutos, el Evoque no sufre demasiado moviéndose entre dunas, piedras y caminos angostos con pendiente. Aprueba con nota y se convierte en un SUV que puede afrontar cualquier situación aunque haya sido diseñado y desarrollado para la vida urbana, algo que reconoce Land Rover en su página web oficial sin tapujos.

El Terrain Response, el control de descenso en pendientes (HDC), el control de arranque en pendiente y el control de tracción electrónico se encargan de que los baches y las irregularidades de la carretera no sean un problema. La tracción total que emplea se llama Active Driveline y destaca por su activación automática solo cuando es necesario. Ha sido desarrollada junto a GKN y permite reducir los consumos en un 11,5%. Esto es posible porque el Evoque pasa a funcionar con tracción delantera a partir de los 35 km/h, aunque también detecta cualquier pérdida de tracción por encima de esa velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *