Protestas contra la globalización de Renault


Buen revuelo se está formando contra Renault después de que el Latitude ya sea toda una realidad. El sustituto del Vel Satis, un modelo que se vendió muy poco en todo el mundo, está dispuesto a cubrir esa plaza semi-premium de berlinas para poder competir con las marcas alemanas. Lógicamente, la única forma de competir es en el precio, y es por ello que han recurrido a Samsung, la filial coreana que tienen en Oriente.

Los problemas han llegado por culpa de la fabricación. El Vel Satis se fabricaba en Sandouville (Francia), mientras que el Latitude está llamado a ser fabricado en Corea. Así las cosas, parece probable que todavía habrá menos faena para los trabajadores del país al que pertenece Renault. Si tenemos en cuenta que Laguna tampoco está triunfando y se está fabricando en Sandouville, parece bastante evidente que lo de Corea y Samsung se está conviertiendo en una amenaza. Los sindicatos no han tardado en advertirlo.

Donde tampoco están contentos es en el Gobierno. Posee un 15% de las acciones de la compañía y no le parece nada bien esta globalización que Renault está llevando a cabo en los últimos meses. El Gobierno quiere velar por los intereses de Francia y de sus ciudadanos y no está dispuesto a aceptar según qué decisiones que sólo beneficiarán a los ciudadanos de Corea.

Con todo esto, ya se espera una pequeña manifestación en el Salón de París. El stand de la multinacional gala podría estar lleno de público, pero no precisamente de público amistoso con ganas de ver los nuevos modelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *