Normativa de sillas infantiles para el coche


En los últimos años, las leyes que velan la integridad física de los bebés/niños que viajan en automóvil han evolucionado mucho. Las sillas de seguridad infantiles homologadas, son la primera línea de defensa para proteger a nuestros hijos de los peligros de un accidente, por eso, es importante que su tamaño, anclaje y colocación sea el adecuado. Tan importante como esto, es conocer y cumplir todos los requisitos que se han adaptado a la normativa vigente. De lo contrario, no solo acabarás pagando una considerable multa, sino que estás poniendo en riesgo la seguridad de aquellos que más quieres.

Es importante saber que…

Desde la aprobación del nuevo Reglamento de Circulación en mayo de 2014, existen algunos cambios importantes en la regulación que detallan la forma de llevar a un niño o niña en el coche. Entre las normas que figuran en el reciente boletín, destacan las siguientes reglamentos:


Artículo 11.4: Los conductores y ocupantes de los vehículos están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, cascos y demás elementos de protección y dispositivos de seguridad […]. Los conductores profesionales, cuando presten servicio público a terceros, no se considerarán responsables del incumplimiento de esta norma por parte de los ocupantes del vehículo.

Según establece la Ley sobre Tráfico (Real Decreto Legislativo 339/1990) en su artículo 117.2.a, queda prohibido circular con menores de 12 años en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de 12 años podrán utilizar como tal dispositivo el mismo cinturón de seguridad..

Respecto de los asientos traseros del vehículo, la ley amplía y destaca los siguientes puntos:
Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbarg frontal, a menos que haya sido desactivado, condición que se cumplirá también en el caso de que dicho airbarg se haya desactivado adecuadamente de forma automática (art. 117.3).

Las personas cuya estatura se igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos (art. 117.2.b.2).

Entonces, ¿cómo elegir un sistema de retención infantil?

El peso o estatura de un niño de 6 años (por ejemplo) puede ser muy diferente a otro niño de su misma edad. Debido a esto, existen hasta 5 grupos de sistemas de retención infantil diseñados para adaptarse a todas las necesidades.


Recuerda que hoy en día existen sillas muy prácticas que se ajustan y adaptan al crecimiento de los niños/as. No olvides exigir y comprobar que dicho sistema de retención esté debidamente homologado con una etiqueta de color naranja. Esta que demuestra que cumple con los estándares de calidad requeridos.

Grupo 0 – Capazos para el coche: Para bebés de hasta 10 kilos de peso y hasta que cumplen 1 año. Debe colocarse en sentido contrario a la marcha, o bien en el asiento del copiloto con el sistema de airbag desactivado.

Grupo 0+: Sistema de capazo o sillita para bebés de hasta 18 meses y/o 13 kilos de peso.

Grupo I – Sillita de coche: Homologada para niños de 1 a 4 años cuyo peso oscile entre 10 y los 18 kilos. En este punto, puedes colocar la silla en el mismo sentido de la marcha.

Grupo II – Asiento elevado con respaldo: Solo para edades infantiles comprendidas entre 3 a 6 años que pesen 15 kilos o más, hasta un máximo de 25. Pueden usar el cinturón de seguridad de adultos siempre que el asiento tenga respaldo.

Grupo III – Cojín elevador: El niño se va haciendo grande, por eso, desde que cumple los 5 años de edad y hasta los 12 (con un peso de 22/36 kilos) puede cambiar su sistema de sujeción a un cojín elevador y cinturón de seguridad.

Así es la normativa i-Size para bebés

La normativa i-Size exige que los fabricantes de sillas de automóvil fabriquen modelos de sujeción más seguros y que permitan sentar a los niños de al menos 15 meses, en sentido contrario a la marcha. De este modo, esta nueva ley europea protege con más rotundidad a los bebés del grupo 0 y 0+, ya que son los más frágiles. Además, los fabricantes deben diseñar sillas de automóvil más grandes y sustituir las actuales por modelos que puedan acomodar durante más tiempo a los bebés que viajan en sentido contrario a la marcha.

¿Se pueden adaptar las nuevas sillas del i-Size al sistema Isofix?


Isofix es un tipo de anclaje y sujeción estandarizado en todos los países del mundo y que atañe a todos los coches desde su llegada en 2006. Este sistema no solo ha acabado con el uso de cinturones de seguridad en sillas para bebés, sino que además, garantiza la forma más efectiva de instalar una silla infantil en el vehículo.

Por supuesto, la normativa i-Size se adapta perfectamente al sistema Isofix y a cualquier instalación que sujete la silla de forma contraria a la marcha del vehículo. Es más, esta legislación se ha actualizado con el objetivo de permitir oficialmente que todas las sillas infantiles se sujeten a todos los coches.

¿Cuál es la multa por no usar sillas infantiles?

Ir a bordo de un coche con un bebé en brazos o permitir que un niño menor de 12 años viaje sentado sin las debidas precauciones, sin duda inflinge la ley y está poniendo en riesgo la seguridad del niño/a. Esto supone una multa de 200 euros y la retirada automática de 3 puntos en el carné de conducir. El agente, incluso puede llegar a inmovilizar el vehículo si lo considera oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *