MINI, tercera generación para 2014

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Borrón y cuenta nueva, los MINI parece que van a cambiar bastante. Estamos a 12 meses de que BMW nos enseñe el Mini Mk3, que como siempre promete más y mejores prestaciones de conducción, tal que nunca existiera un límite para la física. La familia podría extenderse hasta 11 modelos diferentes, y desarrollarlos no sería tan caro, pues todos partirían de la nueva plataforma UKL 1 que BMW ha preparado para su invasión de coches con tracción delantera. Las ínfulas de BMW tampoco conocen límite, porque estiman que para el 2020 venderán casi un millón de coches con esta tracción delantera, sumando las marcas MINI y BMW.

Todos los modelos actuales de MINI serán reemplazados de cuajo. Se busca menos mixturas y experimentos de nichos cruzados en favor de una purificación de la gama. Por ejemplo, los MINI Coupé y Roadster ya no serán una derivación del Cabrio, sino que se convertirán en coches más propiamente deportivos para rivalizar con el Mazda MX-5, por nombrar el más popular.

Siguiendo en esta línea de definición y depuración, el Countryman no debería ser más un MINI inflado y sobrelevado, y se transformaría en un verdadero SUV (sin que sepamos muy bien lo que MINI entendería por SUV). El Clubman, por su parte, diría adiós a su controvertida puerta ortopédica y se alargaría para ser un “sports estate”, es decir, como un familiar pero muy dinámico.

Gasolina y diesel para rato

Mecánicamente, otra evolución natural, tal y como los fabricantes están enfocando las cosas últimamente. A partir de ahora, los MINI funcionarán con los nuevos propulsores 1.5 de tres cilindros, tanto en gasolina como en diesel. Un caso aparte serán las versiones alto rendimiento, de las que no sabemos nada. Lo que sí está descartado, es el famoso MINI híbrido. Habrá cambios manuales de seis marchas y automáticos de ocho escalones que se anuncian como “súper eficientes”. Todavía no sabemos si eso alude a la velocidad y respuesta del cambio, o a que rebajarán consumos. El último apunte sobre la ingeniería no es menos sorprendente: versiones con tracción integral por doquier. BMW dice que ha detectado un incremento en la demanda de esta opción en coches cada vez más pequeños.

Tres nuevos MINI que están confirmados

El crecimiento de la familia no podemos certificar aún que vaya a ser tan salvaje como para encontrarnos con 11 coches distintos. Pero sí que hay tres de los que podemos hablar con propiedad.

El primero es el Traveller, un monovolumen pequeño, gemelo del Serie 1 GT que en pocos meses estará dándose de mamporros con la Clase B de Mercedes.

Luego podemos esperar una delicia y una perla que seguro será bien recibida en el mercado asiático: un lujoso MINI sedán.

Pero el que está destinado a vender más de todos ellos es por fin un cinco puertas. Las traseras serán mucho más pequeñas que las de delante y los tiradores estarán disimulados al estilo Alfa Romeo o Seat. Será el utilitario más polivalente de toda la gama y, presumiblemente, el más demandado. Sólo hay que ver el éxito que está teniendo el Fiat 500 L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *