Kia Optima, datos para Europa


Kia está empezando a hacer las cosas muy bien y de ello se desprende la creación de modelos tan bien hechos como el Kia Optima, con unas líneas muy sugerentes que creo que le pueden dar muchas ventas. Se trata de una berlina low cost que ha recibido mucho piropos por romper con el estilo propugnado por Kia en los últimos años. De hecho, llega para sustituir al Kia Magnetis, modelo con el que no comparte prácticamente nada, por no decir nada.


Medirá 4,85 metros de largo, lo cual hará que sea uno de los más alargados dentro del segmento D. Competirá codo con codo con modelos como el Ford Mondeo y el Citroën C5 y es probable que más de uno que se esté mirando las berlinas premium acaba atraído por su precio y diseño. Estéticamente es una maravilla, pero por dentro no se queda atrás.


El habitáculo estará eclipsado por una consola central con los mandos muy bien repartidos. Los asientos, de corte deportivo, dejan claro que la calidad empieza a ser algo que preocupa a los coreanos. Eso sí, evidentemente los que se muestran en la imagen son los que corresponden a los acabados más altos, tampoco nos vayamos a engañar.


De las plazas traseras no podemos decir nada porque todavía no nos han mostrado ninguna imagen. Eso significa que no sabemos si será muy cómodo estar sentado ahí detrás durante un largo viaje. Lo que sí podemos intuir es que no serán demasiado espaciosas, pues el maletero, que sí lo es, tiene una capacidad para 505 litros que no se han sacado precisamente de la manga.


Ya conocemos los motores disponibles para el viejo continente. Uno será un turbodiésel 1.7 VGT de 136 CV que emitirá 122 g/km de CO2 y que podrá ir equipado con el ISG, el famoso Start&Stop que está tan de moda. Con ese sistema las emisiones se reducen hasta los 113 g/km. ¿Por qué no viene de serie? Pues sinceramente no lo sé.


Tanto con el ISG como no estará acompañado por un tipo de cambio de seis velocidades, manual o automático. En el futuro llegará también un interesante 1.7 VGT de 160 CV derivado del anterior. Desgraciadamente esa será la única alternativa y no ofrecerán nada más. En ese sentido podemos decir que estarán en desventaja con sus competidores. La oferta es demasiado escasa, hay muy poca variedad.

No podemos hablaros de los niveles de equipamiento disponibles, pero sí del elementos de serie que incluirá: elevalunas eléctricos, aire acondicionado, radio CD con cargador para 6 CDs, acceso sin llave, alarma e intermitentes LED. Como opcional destacado hay que hablar del Smart Parking Assist (SPA), un sistema que aparcará el coche automáticamente.

A pesar de que todo está ya casi listo, no llegará a nuestro mercado hasta el segundo semestre de 2011. A esperar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *