Demasiado drifting para el cuerpo

Nissan R32 Skyline
El Nissan R32 Skyline que protagoniza el siguiente vídeo estuvo a punto de acabar como las butifarras que muchos domingueros lanzan a sus barbacoas mientras se entretienen con otras cosas. Me refiero a la palabra “chamuscado“.

Todo por culpa de una preparación demasiado extremada con el objetivo de dar espectáctulo en una pista dedicada al drifting. Acelerones a mansalva, ovaciones del público y los gritos de unos neumáticos que se sentían maltratados por el conductor marcaron la actuación.

Derrapes en llamas

Con ese cóctel tan explosivo todo el mundo disfrutaba. Era una jornada para relajarse y para hacer un poco el canalla, por qué no decirlo. Pero claro, a veces las cosas no salen como uno había planeado, y de golpe y porrazo te llevas un susto que te obliga a bajar del coche lo más rápido posible.

Es lo que le sucedió al piloto que manejaba el R32 Skyline durante el MEMTS 2014, una competición de drifting al aire libre que se celebró en el Expo Centre Sharjah, en los Emiratos Árabes Unidos. Castigó en exceso su mecánica y acabó envuelto en llamas, aunque todo se quedó en un susto y no pasó a mayores.

Los bomberos allí presentes sofocaron el conato de incendio en un abrir y cerrar de ojos tirando de extintores. Visto lo visto en los minutos anteriores, seguro que ya estaban preparados para actuar antes de que se incendiara…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *