Consejos para eliminar la condensación del coche


Es otoño y las temperaturas no paran de descender. Subes a tu coche e intentas iniciar la marcha. ¿Qué sucede? El parabrisas está empañado y la condensación impide reconocer las señales, las líneas de asfalto o cualquier objeto que se te ponga delante. Una de las peores cosas que puedes hacer (casi todos lo sabemos), es usar un paño usado, la manga de un suéter o la mano para remendar la situación, ya que en muchas ocasiones es peor el remedio que la enfermedad. Otra manía bastante conocida de los conductores es subir la temperatura de la calefacción. ¿Soluciona algo esta maniobra? ¿Qué debemos hacer en una situación así? Prestemos atención a los siguientes consejos para eliminar la condensación del coche.

En los días de frío, el calor interior empaña el coche

En fechas como otoño e invierno, es normal que el calor interior del coche ocasione vaho en los cristales. Dentro del habitáculo, nuestra respiración genera humedad y calor en cada exhalación de aire. No obstante, en el exterior la temperatura es mucho más baja y los cristales tienen contacto con ambas sensaciones térmicas. Al desencadenarse esta reacción, todo el aire caliente del interior cambiará radicalmente de temperatura una vez que toque la extensión del cristal, formándose vapor de agua. Este fenómeno lo podemos ver, por ejemplo, cuando el cristal de la ducha alcanza el denominado “punto del rocío”, cuando damos aliento al cristal de una ventana durante el invierno, o cuando las gafas producen vaho al acceder desde la calle a algún lugar con las estufas encendidas.

¿Cómo desempañar los cristales rápidamente?


1- Abriendo un poco las ventanillas: Bajar unos centímetros la ventanilla (un par de dedos bastan) ayudará a que el vaho se esfume gradualmente.

2- Evita siempre que la recirculación del aire esté activada, ya que esto causará una mayor condensación en las lunas del automóvil.

3- En caso de que poseas un coche con sistema eléctrico de desempaño del cristal delantero, actívalo, aunque la mayoría de vehículos solo llevan este botón de serie para la luna trasera. De ser así, dirige las salidas de ventilación hacia el parabrisas poniendo aire seco o más bien templado, (línea azul).

4- El aire caliente al máximo puede desempañar en unos segundos el cristal delantero.

5- Si notas que el anterior punto no es suficiente para quitar el vaho, enciende el acondicionado. Poniéndolo a media potencia, es lo suficientemente eficaz como para acabar con la condensación rápidamente.

Verdades y remedios


Recuerda que, en un día lluvioso, tanto el chubasquero mojado, como el paraguas, los zapatos y la ropa provocarán más condensación al vehículo. El agua acumulada en estos elementos comenzará a evaporarse por efecto del calor que hay en el interior, generando vaho a medida que pasa el tiempo. Esto acabará provocando que el cristal parezca un papel de cebolla, con un empañamiento más que molesto.

En caso de no poseer aire acondicionado en el coche, existen múltiples remedios “caseros” que resuelven el problema de la condensación. Por ejemplo, pasa una capa muy gruesa de jabón y después límpialo con un paño absorbente, mantendrá lejos el vaho durante un tiempo. Algunas personas poseen además una disolución al 50% de agua y vinagre: usando y posteriormente secando esta mezcla antes de iniciar la marcha encontrarás un buen aliado contra la condensación. Además, existen productos específicos para evitar este problema.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *