Compraventa de neumáticos de segunda mano


Actualmente, el uso de neumáticos usados es la alternativa más económica para miles de conductores que no pueden permitirse unas cubiertas completamente nuevas. Desde el año 2009, España importa cada vez más neumáticos sobrantes de mercados alemanes, franceses u holandeses. Ante tales circunstancias, ¿cuáles son los pros y los contras de comprar neumáticos de segunda mano?

Antes de comprar o poner en venta un determinado número de cubiertas para el automóvil, es sumamente importante revisar las fechas de fabricación de las mismas, el tamaño de las estrías y hendiduras de la goma, (generalmente deben tener una amplitud de 3-10 mm y una profundidad de 6-11 mm) así como la degradación de los tacos, o la adherencia de elementos externos (como pequeños trozos de neumático o simplemente piedras). No olvides que debemos atender más a la seguridad vial, tanto personal como de nuestra familia y amigos, que al presupuesto que se presente. ¿Sabías que en nuestras fronteras, 3 de cada 4 accidentes se producen debido a fallos relacionados con los neumáticos? A veces gastar es ahorrar, sin duda alguna.

Evaluar una aproximación de vida útil


Después de examinar dichas hendiduras o posibles desperfectos, debemos contrastar el importe que nos ofrecen por los neumáticos con los años de vida que le quedan rindiendo al 100% sin riesgos de ninguna clase. Esta es la parte más complicada de todas, pero si el precio que ofrece el vendedor es menos de la mitad que el coste real de unas cubiertas nuevas, quizás no merezca la pena jugársela en el asfalto.

Reconocimiento de capas

A medida que acelera el cuentakilómetros del coche, los neumáticos se desgastan cada vez más rápidamente. En consecuencia, no es lo mismo comprar o vender unos neumáticos cuyas gomas poseen dos meses de vida (momento en que suele desgastarse la primera capa, es decir, un 10% del total) que hacerse con unos neumáticos con cuatro meses de erosión en las carreteras. Intenta identificar mediante información externa, ya sea en Internet o talleres especializados, la duración de los compuestos y los niveles de capas que posee, ya que esto varía según la marca de los neumáticos.

Resumiendo: Aunque los neumáticos sean más económicos y puedan acabar siendo un acierto (en caso de hacer pocos kilómetros) lo mejor es comprarlos en caso de buen mantenimiento, así como evaluarlos directamente sin fiarse de datos no demostrables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *