Alfa Romeo MiTo facelift 2014, cambios menores y cambios sustanciales


David explicó no hace mucho que los datos de ventas de MiTo en España no son lo que se dice satisfactorios. A pesar de las promociones anunciadas en invierno, nada parece haber cambiado la suerte del lujoso utilitario del grupo Fiat. La gente sigue prefiriendo el 500, que también es caro, pero algo menos que el Alfa, y permite más combinaciones de gama.

Sin hacer mucho ruido mediático Alfa Romeo ha practicado una operación de refresco para el pequeño con cambios menores estéticos, pero mucho más sustanciales en su mecánica y acabados interiores. En Italia la venta del empieza ya, y en España no se demorará demasiado.

Por fuera, las fotos son mucho más impresionantes de lo que en realidad vas a ver en un concesionario. El frontal con parrilla cromada y monturas de las ópticas pulidas se inspiran en el Giulietta. No es una transformación sorprendente, pero parece sensata porque el compacto está atrayendo a más público.

En el acabado Impression han cambiado los diseños de las llantas de aluminio de 15 pulgadas (las más pequeñas) y la paleta de colores para la carrocería ahora tiene diez posibilidades, incluyendo el gris antracita.

Los cambios jugosos

Dentro del habitáculo hay más caché. El tablero tiene otros acabados más agradecidos a la vista, aunque el tacto siga siendo de plástico duro en su mayoría. Las nuevas tapicerías también pretenden excitar más a los esclavos de las apariencias y el equipamiento de Infotainment es lo que sube más peldaños. Por fin puede contar con una pantalla táctil de cinco pulgadas con conectividad para Bluetooth, iPod, USB y entrada de audio auxiliar. No es lo mejor del grupo Fiat pero alcanza la decencia de un modelo con el precio del MiTo.

El broche de oro para el final. El mejor motor que tenía, ahora es mucho mejor si cabe. Me refiero al laureado Fiat 0,9 TwinAir de dos cilindros con turbo y Start&Stop. Hasta la fecha erogaba 85 CV, y con una honda revisión ya ofrece 105 CV. No puede tardar en expandirse a otros modelos del grupo empezando por el 500, porque esta actualización permite en el MiTo una aceleración de 0-100 km/h en 11,4 segundos y una velocidad límite de 184 km/h. En cuanto a eficiencia, las cifras distorsionadas/oficiales indican un consumo de 4,2 l/100 km de media y unas emisiones de 99 g/CO2 por km. Es un buen paso adelante en un propulsor que, personalmente, no deja de sorprenderme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *