Mercedes-Benz Generation EQ explicado en 10 puntos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

mercedes-benz-generation-eq-1
La apuesta eléctrica de Mercedes-Benz se ha reforzado con la presentación del Generation EQ, un prototipo que se dejó ver en el Salón del Automóvil de París. Con él dan el pistoletazo de salida a una nueva era de la movilidad, sentando las bases de los que serán los futuros vehículos eléctricos de la compañía.

En este caso hablamos de un modelo con forma de SUV Coupé cuyas siglas, EQ, hacen referencia a “inteligencia eléctrica”. Dieter Zetsche, presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Mercedes-Benz Cars, lo tiene claro: “Los coches exentos de emisiones son el futuro de la movilidad”.

Arquitectura común

Los nuevos eléctricos de Mercedes se fabricarán utilizando la misma plataforma. Con ella podrán abaratar costes sin que sus modelos sean excesivamente parecidos entre sí. Además, el sistema modular de componentes que emplean facilitará las diferencias en cuanto a dimensiones (batalla y ancho) y baterías. Es una arquitectura válida para SUVs, coupés, berlinas y otro tipo de turismos en la que emplearán aluminio, fibra de carbono y acero.

Diseño específico

Que el Generation EQ te seduzca es cuestión de gustos. Lo que no se puede negar es que han apostado por las formas redondeadas para caminar hacia el futuro. Tiene silueta de SUV, pero su zaga es más propia de un shooting brake.

mercedes-benz-generation-eq-6
Lo que llama poderosamente la atención es el contraste que se produce entre el Alubeam plata de la carrocería y el capó negro brillante, el parabrisas y el techo panorámico tintado de oscuro. Los limpiaparabrisas son prácticamente imperceptibles y los espejos retrovisores dejan paso a cámaras que cumplen con la misma función. Las llantas de aleación, de 21 pulgadas, contribuyen a que podamos definirlo como un coche dinámico.

Puesto de conducción

Como suele ser habitual en los últimos años, está claramente orientado al conductor. Además, es fácil de manejar porque han empleado muchas superficies táctiles y han suprimido botones sin piedad.

mercedes-benz-generation-eq-21
El cuadro de instrumentos cuenta con una enorme pantalla flotante que se extiende hasta la parte central del salpicadero mostrando información relevante. Todo es muy minimalista y nos adelanta el futuro. Es la “User Interaction” de la que habla Mercedes-Benz.

Habitáculo

Se refieren al habitáculo empleando palabras como lujo y modernidad. No les falta razón teniendo en cuenta lo completo que es. Nada de interruptores, asientos con reglaje eléctrico, volante de tres radios con Touch Controls… Es muy fácil navegar por los menús sin desviar la mirada de la carretera.

La joya de la corona es la pantalla del cuadro de instrumentos que he mencionado anteriormente. Mide 24 pulgadas y es de alta definición. Muestra datos tan relevantes como la velocidad, la autonomía o información sobre cómo llegar al destino introducido en el navegador, incluyendo mapas de carreteras en 3D. Además, el conductor es quien elige la cantidad de información que desea recibir en función de sus necesidades y sus preferencias.

mercedes-benz-generation-eq-24

Contenido personalizado

La personalización es otro de los aspectos que más están trabajando los fabricantes en los últimos años. Si te quieres diferenciar de la competencia tanto como los clientes buscan diferenciarse de los demás, debes ofrecer algo distinto.

En este caso hablamos de personalizar los contenidos y su exposición en el visualizador. La diversidad cromática se agradece, siendo los tonos electric blue, blanco y oro rosa las elecciones disponibles. El contenido del cuadro de instrumentos varía en función del proceso de carga o del modo de conducción seleccionado, por lo que el conductor tiene muchas pistas sobre el estado del coche sin necesidad de recurrir a información que no se obtiene tan rápidamente.

mercedes-benz-generation-eq-14

Potencia y autonomía

Nada más y nada menos que 300 kW para la versión más potente y 700 Nm de par motor, algo que hace posible que este Mercedes-Benz Generation EQ pueda acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. Además, ofrece una nada despreciable autonomía de 500 kilómetros, superior a la que están anunciando los fabricantes que han renovado su oferta eléctrica recientemente.

La batería de iones de litio la proporciona una empresa que es filial de Daimler: Deutsche ACCUMOTIVE.

Recarga

Lo puedes recargar en tu garaje, por inducción o mediante un wallbox. El Combined Charging System (CCS) te permite reducir el tiempo de carga recurriendo a una potencia de carga de 50 kW, en incluso a una de 150 kW. Además, a medio y largo plazo se prevé una potencia de carga de 300 kW que reducirá el tiempo de carga considerablemente. De momento lo que pueden decir es que con cinco minutos puedes almacenar la energía suficiente como para recorrer hasta 100 kilómetros sin emisiones directas. No está nada mal.

mercedes-benz-generation-eq-19

Sistemas de asistencia

Es moderno en todos los aspectos, así que la tecnología también trabaja para ayudar al conductor. Lo hace a través de sistemas que incrementan el confort y facilitan las tareas, como por ejemplo el material cartográfico de alta precisión de HERE, capaz de reducir tanto la velocidad como el dinamismo en función de lo que tenemos por delante. De hecho, es el punto de partida hacia una conducción autónoma que ya hemos visto en Mercedes-Benz.

Comunicación

Estar comunicado es más fácil gracias a Car-to-X, una tecnología que intercambia información con la carretera y con otros vehículos que circulan por la misma. ¿El objetivo? Mejorar todavía más los sistemas de asistencia actuales para evitar accidentes. Y no solo eso, sino que el conductor puede saber en todo momento qué puntos de recarga cercanos están disponibles, algo muy útil si tienes que hacer una parada durante el trayecto.

mercedes-benz-generation-eq-8

Mapas en 3D

La vista urbana en 3D es posible gracias a una cartografía más depurada. HERE te permite encontrar restaurantes, tiendas o puntos de interés rápidamente. El conductor solo ve edificios e información relevante para no perderse mirando el mapa. Es como si el conductor y el mapa interactuaran como nunca antes lo habían hecho, haciendo que la experiencia de navegación sea más completa e intuitiva. Y cómo no, también se indican las zonas habilitadas para la recarga de vehículos híbridos y eléctricos, con información detallada sobre el consumo de energía que se ha realizado durante el trayecto.

Fotos del Mercedes-Benz Generation EQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *