Maverick, un coche que vuela

Maverick
¿Alguna vez has soñado con tener un coche que vuela? Probablemente sí, pero siempre habrás pensado que eso es imposible. Sin embargo, en la actualidad hay un ambicioso proyecto en marcha llamado Vaylon Pegasus que promete traernos un coche volador asequible para el gran público, un vehículo con el que podremos saltarnos todos los atascos de la gran ciudad para llegar a tiempo al trabajo.

Es sin duda un proyecto muy interesante, pero hay que decir que se les han adelantado. Maverick, una especie de buggy que no solo se conforma con moverse entre las dunas, es capaz de elevarse hasta tocar el cielo a modo de parapente. Cuenta con un motor gasolina que le permite despegar y aterrizar en terrenos nivelados y dicen que utilizarlo es muy fácil. Lo malo es que cuesta 94.000 dólares (unos 75.000 euros al cambio actual), y por esa cantidad más de uno preferirá conducir una berlina de lujo o un deportivo aunque no puedan volar.

Su motor

El motor del Maverick es un 2.5 litros de Subaru que entrega 190 CV y consume 9,4 l/100 km. Puede mover tanto las ruedas como una hélice situada en la parte trasera que entra en funcionamiento cuando el coche está en pleno vuelo. En tierra puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y aseguran que se pone por encima de los 160 km/h sin problemas. En el aire esa velocidad se reduce a 40 km/h, así que nadie debe pensar en él como un sustituto del avión para viajar a otros países.

¿Cómo despega?

Para despegar lo primero que hay que hacer es activar el modo vuelo. En ese momento se despliega un gran paracaídas amarrado a un poste. La operación puede tardar entre 15 y 20 minutos y es necesario tener unos 91 metros por delante para coger velocidad y perder el contacto con el suelo.

Se controla con el mismo volante que se utiliza cuando actúa como un buggy normal y en Estados Unidos, que es donde lo han diseñado, puedes pilotarlo si tienes la licencia E-LSA (Light Sport Aircraft) y la carga no excede de los 204 kilos. Para cargas de entre 204 y 317 kilos hay que tener una licencia E-AB (Build Experimental Amateur). En el primer caso pueden volar dos personas (incluido el piloto) y en el segundo caso pueden volar hasta tres personas (incluido el piloto).

¿Crees que estos coches tendrán éxito y se pondrán de moda? Estoy convencido de que ya tendrán lista de espera para comprar estos cacharros voladores.

Coches, Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *