Los sensores de presión de neumáticos serán obligatorios en 2014


La Unión Europea quiere ponerse las pilas en materia de seguridad vial. Por eso muy pronto entrará en vigor una nueva normativa europea que hará que los sensores de presión de neumáticos sean obligatorios a partir del 1 noviembre de este año. Eso sí, los vehículos vendidos en España no tendrán que cumplir con esa normativa hasta el 1 de noviembre de 2014, así que hasta esa fecha no tienen por qué venir de serie.

La medida contribuirá a reducir el número de accidentes y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto es así porque circular con neumáticos a una presión muy baja puede alargar la distancia de frenado, provocar pinchazos y hasta desllantados. Todo ello por no decir que los neumáticos se degradan antes y hacen que el consumo sea mayor del que debería ser.

Funcionamiento de los sensores

Los sensores se instalan en cada una de las ruedas del coche. Van acompañados de un receptor inalámbrico que se encarga de avisarnos cada vez que se produce una pérdida de presión, ya sea de forma visual o sonora. De esta forma es posible darse cuenta de una pérdida de presión de hasta un 20% en diez minutos. Además, el sensor también debe avisar al conductor justo cuando se arranca el motor.

Así están las cosas. De momento la medida se aplicará a los nuevos modelos que se empezarán a fabricar a partir del próximo 1 de noviembre. Para los anteriores no se espera que haya una obligación para cumplir con la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *