Los salpicaderos más estilosos


Asomarse a la ventanilla de un vehículo para ver cómo es su salpicadero es algo que casi todos hemos hecho. El espíritu cotilla nos puede. El panel que alberga la instrumentalización de un coche puede incluso suponer o no la compra de un modelo dependiendo de su equipamiento, número de espacios útiles, controles, mandos del sistema de audio, radio y/o calefacción etc. ¿Te gustaría conocer algunos de los coches con los salpicadores más estilosos?

Hyundai Santa Fe Sport 2014


El todoterreno más grande de la casa japonesa Hyundai ostenta una amalgama de diseños llenos de ángulos y curvas limpias. Hablamos por supuesto, tanto del exterior como del interior del propio modelo. El salpicadero es un elemento más a tener en cuenta, ya que combina con muy buen gusto varios indicadores analógicos, materiales de aluminio y madera de nogal, así como unas grandes salidas de aire. Detrás del volante, el tablero de instrumentos también cuenta con información en pantalla, además de un cuentakilómetros y cuadro de revoluciones muy atractivos.

Lexus GS 450h 2014


La división de lujo del gigante Toyota lazó en 2012 un modelo donde que además de poseer un consumo y emisiones de CO2 muy bajos, resalta en su interior con muchas novedades tecnológicas. El salpicadero está forrado en piel auténtica e incluye un tablero de instrumentos con el sonido nítido ‘Optitron’, un reloj central analógico y la pantalla multimedia más ancha del mundo. También incluye elementos de madera elaborados a partir de un solo árbol, los cuales provocan un choque de sensaciones con su puntera tecnología.

Spyker C8 Aileron Spyder 2008


En un lenguaje vulgar, el salpicadero del Spyker C8 Alieron Apyder es “una auténtica pasada”, aunque pueden ocurrir dos cosas: o te gusta mucho o no te gusta nada. Sea como fuere, es diferente a todos los que hayas visto. Las principales funciones del salpicadero (mandos de calefacción, sistemas de audio, control de limpiaparabrisas, indicadores etc), están acopladas sobre láminas de aluminio y en forma de pequeñas palancas de accionamiento. Combina un aire retro con materiales deportivos muy sofisticados, lo que incluye un revestimiento completo de cuero rojo incluso en el volante. También llama la atención el cambio de marchas, suspendido sobre una varilla metálica de aluminio que recorre el ancho de los asientos.

BRA Cobra 289 de 1966


Se trata de una réplica del modelo original anglo-estadounidense ‘Cobra‘ diseñado por la casa AC. El modelo 289 nació en 1966 de la mano de John Berry y Peter Ibboston en Doncaster (Reino Unido), y se produjeron más de 260 unidades entre 1981 y 1998. Muchas de estas fueron a parar a Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Italia y sobre todo, Alemania. Se trata de un deportivo de corte clásico que incluye nada menos que cinco (o seis, dependiendo del modelo) indicadores pequeños en el salpicadero y dos más (de mayor tamaño) en el tablero de instrumentos, botones de palanca y un hermoso volante de madera.

Chevrolet Bel Air 1953


Durante los años del ‘rockabilly’ americano, se experimentaba demasiado (y para bien) con la estética de los coches. Muchos modelos nacían con un diseño más radical que de costumbre, y mezclaban peligrosamente un aire futurista y una potencia del motor descontrolada. No obstante, el Chevrolet Bel Air supuso la llegada del lujo entre 1953 y 1975, aunque antes de eso los ‘Bel Air‘ era un subgénero que simplemente catalogaba a los coches más costosos del fabricante estadounidense. El salpicadero de este impresionante modelo poseía un gran volante compuesto de dos anillos circulares, una ajustado tablero de instrumentos y muchos detalles que lo hacían especial.

Rolls-Royce Wraith


Lujo, elegancia y exclusividad al alcance unos pocos. Rolls Royce es eso y mucho más, por eso no es de extrañar que el salpicadero del modelo Wraith (sin menospreciar a todos los demás de la casa británica propiedad de BMW), seduzca a todos aquellos que pongan su vista sobre él. La casa del ‘espíritu del Éxtasis’ supo diseñar un salpicadero rebosante de suntuosidad que recuerda al de los yates más lujosos del planeta. Pueden apreciarse materiales de cuero y madera de sapelly, además de algunos detalles de aluminio y una gran pantalla multimedia.

Accesorios, Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *